Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El FMI presenta su informe sobre las perspectivas económicas de América Latina

Bolsamanía Bolsamanía 12/11/2015
© Proporcionado por Bolsamanía

El último informe del Fondo Monetario Internacional ha desvelado que el crecimiento mundial sigue siendo moderado y está proyectado que caiga de 3,4% en 2014 hasta el 3,1% este año, para luego recuperarse hasta el 3,6% en 2016.

Se prevé que crecimiento del PIB real de la región disminuya por quinto año consecutivo, tornándose ligeramente negativo en 2015La recuperación de las economías avanzadas se está fortaleciendo, explica el informe del FMI publicado por la Fundación Ramón Areces, aunque es más débil de lo previsto, mientras que en los mercados emergentes se espera que el crecimiento se desacelere por quinto año consecutivo en 2015.

En particular, el proceso de reequilibrio de la economía de China está asociado a un crecimiento más lento cuyas repercusiones a nivel global parecen ser más profunda de lo que se esperaba.

En diversos países de América Latina, explica el informe del FMI, este contexto externo menos favorable se ve agravado por diversos factores internos, ocasionando una nueva desaceleración de la actividad económica a nivel agregado.

Si bien un crecimiento más sólido en Estados Unidos beneficiaría a la región, la caída persistente de los precios de las materias primas seguirá dañando a los países exportadores netos de materias primas de América del Sur.

DISMINUCIÓN DEL PIB DE LA REGIÓN

En este contexto, se prevé que crecimiento del PIB real de la región disminuya por quinto año consecutivo, tornándose ligeramente negativo en 2015 antes de repuntar levemente en 2016.

Los principales riesgos para las perspectivas globales podrían impactar de manera desproporcionada a América Latina, en particular un aterrizaje más turbulento que el esperado en la economía china afectaría negativamente a la región a través de una menor demanda externa de exportaciones y del efecto que tendría sobre los precios de las materias primas.

Asimismo, un ajuste brusco de las tasas de interés de Estados Unidos generaría un endurecimiento de las condiciones financieras de la región, especialmente si se verifica un aumento sustancial de la prima por plazo.

DESDE EL PUNTO DE VISTA DE LA POLÍTICA ECONÓMICA

Según explica el FMI, la flexibilidad cambiaria sigue siendo la primera línea de defensa y debería facilitar el ajuste externo.

El espacio fiscal continúa siendo limitado en la mayoría de los países, reduciendo el margen para implementar políticas contracíclicas.

En general resulta adecuado mantener una orientación de política monetaria acomodaticia aunque, con la inflación por encima de la meta en muchas economías, es preciso supervisar cuidadosamente los posibles efectos de segunda ronda derivados de la depreciación de las monedas.

Desde una perspectiva a más largo plazo, la desaceleración actual subraya la importancia de aplicar reformas estructurales para aliviar las graves restricciones del lado de la oferta y estimular el crecimiento.Para hablar sobre este informe y los desafíos a los que tendrá que hacer frente la política económica en América Latina, la Fundación Ramón Areces llevará a cabo en su salón de actos de Madrid este martes 17 de noviembre desde las 09:30 horas diferentes ponencias sobre ello, en las que participarán personalidades como Alejandro Werner, director del departamento del Hemisferio Occidental del FMI, o Pilar L'Hotellerie, directora general adjunta de Asuntos Internacionales del Banco de España.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon