Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El FMI propone que Grecia no pague intereses sobre la deuda de su rescate hasta 2040

Bolsamanía Bolsamanía 17/05/2016 Bolsamanía

El Fondo Monetario Internacional (FMI) quiere un alivio de la deuda de Grecia, ya sea en forma de cancelación de intereses o de cancelación del principal de los créditos concedidos por los acreedores hasta 2040. Al parecer, la propuesta del FMI contempla que los créditos concedidos al país heleno vayan venciendo en las próximas décadas, hasta 2080.

Según ha publicado Expansión, que cita a Efe Dow Jones, el FMI ha propuesto a los acreedores que todos los pagos de intereses se pospongan hasta que los préstamos comiencen a vencer. El tipo de interés aplicable a los créditos concedidos por la zona euro a Grecia es del 1,5% a tipo fijo durante 30 ó 40 años.

La propuesta del FMI situaría las necesidades anuales del servicio de la deuda helena por debajo del 15% de su PIB, según las previsiones del organismo para los próximos años. No obstante, estas propuestas para Grecia no cuentan con el respaldo de los países acreedores, pese al deseo de Alemania a que el FMI se una al rescate a Grecia como acreedor. La deuda griega asciende a unos 200.000 millones de euros, más otros 60.000 millones del último plan de rescate.

EL FMI HA PEDIDO UN CAMBIO A LOS ACREEDORES EN VARIAS OCASIONES

No es la primera vez que el FMI pide un alivio de la deuda griega, al considerar que Grecia no puede pagarla. La directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, ha remitido una carta a los 19 ministros de Economía y Finanzas de la zona euro y les ha exigido iniciar las negociaciones para aliviar la deuda de Grecia.

En la misiva, Lagarde explica que pese a la oposición de Alemania este tema debe ponerse encima de la mesa, dado que las metas acordadas el año pasado no son realistas y el país heleno no podrá cumplirlas. Además, avisa: o se alivia la deuda de Grecia o el FMI pondrá fin a su participación en el programa de rescate.

En ella explica que las conversaciones que se han mantenido con Atenas durante más de un mes para tratar de acordar un nuevo recorte presupuestario de 3.000 millones no han servido para nada, por lo que debe ponerse sobre la mesa el alivio de la deuda de Grecia de inmediato o de otra forma se corre el riesgo de que el FMI deje de participar en el programa.

"Creemos que las medidas económicas específicas, la reestructuración de la deuda y la financiación deben ser discutidos sin tardanza" ha escrito Lagarde, que dice también que para "apoyar a Grecia con un nuevo acuerdo con el FMI es esencial que la financiación y el alivio de la deuda de los socios europeos se basen en objetivos fiscales realistas". Hay que recordar que el FMI ha sido objeto de numerosas críticas en el país heleno, donde funcionarios de alto rango del gobierno de Alexis Tsipras han culpado Poul Thomsen, el director para Europa del FMI, de exigir demasiada austeridad.

No obstante, la carta de Lagarde deja claro que el FMI quiere menos austeridad, argumentando que la meta de superávit presupuestario acordado el año pasado entre la Unión Europea (UE) y Atenas -un superávit primario del 3,5% del PIB en 2018- no es realista y debe reducirse drásticamente. El superávit primario es el excedente presupuestario de un país, sin incluir los pagos de deuda.

ACLARAR LAS ACUSACIONES

© Proporcionado por Bolsamanía

Asimismo, Lagarde aprovecha su carta para decir que hace falta "una aclaración que despeje acusaciones sin fundamento sobre el FMI, que dicen que está siendo inflexible y pidiendo nuevas medidas fiscales innecesarias y, como consecuencia, causando un retraso de las negociaciones y del desembolso de los fondos que se necesitan con carácter de urgencia".

Grecia debe hacer frente a pagos de deuda por valor de 3.500 millones de euros en julio y necesita la ayuda del rescate para poder satisfacer esa cantidad, por lo que los funcionarios de la UE han dicho a los funcionarios del Ejecutivo heleno que no quieren que las negociaciones 'desordenadas' sigan durante la campaña previa al referéndum que se realizará en Gran Bretaña sobre la salida o no del país de la UE, algo que se conoce como 'Brexit'. Es decir, que si no se alcanza un acuerdo este mes, los líderes no retomarán las negociaciones hasta pocas semanas antes de que se produjese el posible impago, una vez pasado el mencionado referéndum que tendrá lugar el 23 de junio.

Hay que recordar que precisamente hace un año se produjeron problemas similares, lo que hizo tambalearse a la economía griega y puso sobre la mesa la posibilidad de que el país acabara saliendo de la UE. Las relaciones entre Atenas y el FMI no son demasiado buenas, pero en las últimas semanas se han tensado aún más tras las filtraciones que se han producido sobre el rescate. En concreto, tras la publicación de la transcripción de una conversación telefónica privada entre el director para Europa del FMI y la jefa de misión de la institución en Grecia.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon