Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El frenazo de la banca aleja al Ibex de los 9.000 puntos y limita sus ganancias semanales al 2,20%

Bolsamanía Bolsamanía 23/09/2016 Bolsamanía

El Ibex 35 ha acabado la semana registrando una subida del 2,20%, aunque este viernes ha cerrado con pérdidas del 1,25% hasta los 8.823 puntos. Esta jornada, en la que se han conocido los datos manufactureros y de servicios en Francia, Alemania, la zona euro y EEUU, ha estado marcada porque se cumplen tres meses desde que se celebró el referéndum sobre la salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE), en el que los británicos optaron por el 'Brexit'.

Este viernes la banca ha sido el sector que más dudas ha despertado entre los inversores. Precisamente han sido los títulos financieros los que han registrado las mayores caídas de la jornada. CaixaBank ha sido el segundo valor que más ha caído en el Ibex, al registrar un retroceso del 3,75% hasta los 2,25 euros, algo que ha ocurrido tras colocar este jueves un 9,9% de su capital entre inversores cualificados con el objetivo de reforzar su solvencia ante el proceso de la compra del banco luso BPI. El banco ha logrado así 1.322 millones de euros con la venta de 585 millones de títulos que tenía en autocartera. Ahora Mutua Madrileña y Carlos Slim son nuevos accionistas de referencia de CaixaBank.

El resto de los bancos que cotizan en el selectivo español también han acabado la semana en negativo. El farolillo rojo ha sido Banco Sabadell, al registrar pérdidas del 4,15%, y tras él se ha situado CaixaBank. Inmediatamente después han quedado Bankinter (-3,26%), Santander (-3,25%) y Bankia (-3,14%), mientras que Banco Popular y BBVA han registrado pérdidas algo menores, del 2,70% y 0,69% respectivamente. Por su parte, los únicos que han cerrado con ganancias han sido Repsol, Merlin Properties, Meliá Hotels, ACS y ArcelorMittal.

Y además de los bancos, que han protagonizado la recta final de la semana, tampoco podemos olvidarnos de la Reserva Federal estadounidense (Fed). Su decisión de mantener los tipos de interés en el 0,25%-0,50%, que propició el rally de las bolsas este jueves, sigue dando de qué hablar. Este viernes ha hablado Eric Rosengren, el presidente de la Fed de Boston, que ha criticado la decisión de la Fed de no subir los tipos en septiembre. “Defiendo una subida modesta y gradual ahora (de los tipos de interés), debido a la preocupación de que no hacerlo en este momento pondrá en peligro la duración y la sostenibilidad de la recuperación, mediante la generación de desequilibrios significativos que históricamente han conducido a una recesión”, ha dicho.

Según Connor Campbell, analista de Spreadex, el “alivio” que dio a los mercados la decisión de la Fed “ha sido reemplazado por la preocupación de que Yellen y compañía se pongan a hacer algo antes de que acabe el año”, es decir, que suban los tipos antes de lo esperado. “El mercado ya ha empezado a mirar hacia noviembre y diciembre”, ha señalado.

LA CAÍDA DEL PIB DE FRANCIA

En el terreno macroeconómico, este viernes se han conocido diversos datos. Por un lado del Producto Interior Bruto (PIB) de Francia correspondiente al segundo trimestre, que ha sufrido su primera caída en un trimestre desde 2013 al contraerse un 0,1% según los datos definitivos publicados por el Instituto Nacional de Estadística y Estudios Económicos (Insee). De este modo, el dato definitivo correspondiente al segundo trimestre es una décima menor que el de las lecturas previas. Asimismo, la contracción del 0,1% contrasta con la expansión del 0,7% experimentada durante el primer trimestre.

Además, la actividad económica de la zona euro, que combina la producción del sector manufacturero y la actividad comercial del sector servicios, ha aumentado en septiembre a su ritmo más lento desde enero de 2015, observándose una nueva atenuación del ritmo de expansión económica de la zona euro, según el comunicado emitido la consultora Markit. En concreto, el PMI compuesto de la actividad total del área monetaria, índice que se elabora a partir de los pedidos de las empresas, cayó hasta los 52,6 puntos, frente a la previsión del consenso de analistas de que esta referencia se situara en 52,8 y al dato de agosto de 52,9 puntos. Así, el índice registra su dato más bajo de los últimos 20 meses.

TWITTER SE DISPARA

Por otro lado, este viernes cabe destacar la subida que ha experimentado Twitter en Wall Street, tras tomar cuerpo los rumores que apuntan a que habrá una oferta de compra de Google y Salesforce. En el momento del cierre de los mercados en el Viejo Continente, las acciones de Twitter suben en torno al 20%, por encima de 22 dólares. La dirección de Twitter ya se ha mostrado de acuerdo con una operación así anteriormente. Por ejemplo, a principios de febrero, sus acciones subieron un 6% ante las informaciones que apuntaron a un acuerdo con el inversor Marc Andressen y la firma de capital privado Silver Lake.

Esta vez las informaciones apuntan a que Twitter habría recibido el interés de varias grandes compañías de tecnología, que estarían dispuestas a hacer una oferta formal en breve. A pesar de los avances conocidos este viernes no hay garantía de que el acuerdo llegue a materializarse, pero una fuente cercana a las conversaciones ha señalado que están cobrando impulso y podrían dar lugar a un acuerdo antes de fin de año.

© Proporcionado por Bolsamanía

ANÁLISIS TÉCNICO

José María Rodríguez, analista técnico de Bolsamanía, ha destacado que “a pesar de las caídas de este viernes no apreciamos ningún deterioro técnico importante más allá del hecho de que no hayamos sido capaces de cerrar, o lo que es lo mismo anular, el hueco bajista diario y semanal de los 9.025 puntos”.

De hecho, dice el experto, “se podría decir que en velas semanales lo que hemos hecho ha sido rellenar, parcialmente, el hueco bajista pero en ningún caso (por el momento) se ha cerrado”. “En cualquier caso y desde finales de junio, cuando marcábamos mínimos anuales, el precio está dibujando mínimos y máximos crecientes y así no se cae”, ha remarcado.

Por lo tanto, y a pesar del “sabor agridulce que nos deja la sesión de este viernes”, lo cierto es que “no hay nada que nos indique que el rebote iniciado en las últimas sesiones se haya agotado. Más bien parece un pequeño 'impasse' para coger aire e intentar atacar resistencias, próximamente, con una mayor probabilidad de éxito”, ha concluido Rodríguez.

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon