Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El gasto del consumidor en el Reino Unido creció en los meses previos al Brexit a niveles de crisis

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 12/07/2016 Bolsamanía

El gasto del consumidor en el Reino Unido durante los meses previos al Brexit creció a su ritmo más lento desde 2009, año en el que la recesión estaba en todo su apogeo. Una encuesta de la British Retail Consortium (BRC) y KPMG asegura que las ventas en el segundo trimestre de 2016 aumentaron tan solo un 0,5% respecto al primer trimestre y un 1,2% frente al mismo trimestre del año anterior.

El BRC asegura por tanto que este dato supone la cifra de crecimiento más débil del consumo desde mayo de 2009, cuando la economía se contrajo durante sus largos y profundos años de recesión. Sólo en junio, las ventas totales fueron un 0,2% más que en el mismo mes del año pasado, pero fueron un 0,5% más bajas teniendo en cuenta el aumento de la capacidad minorista en los últimos 12 meses.

EL MAL TIEMPO, PRINCIPAL CULPABLE

No obstante, los minoristas han culpado al mal tiempo, y no al Brexit, por las difíciles condiciones comerciales de los meses previos al referéndum del 23 de junio en el Reino Unido que se saldó con el abandono del país de la Unión Europea. "La atención del consumidor se movió para dentro de la casa para escapar de las lluvias, con lo que los muebles y accesorios para el hogar se recuperaron, algo que demuestra la relativa resistencia del consumo en los días inmediatamente siguientes al referéndum sobre la UE" afirma a The Guardian David McCorquodale, de KPMG.

© Proporcionado por Bolsamanía

Por otro lado, un informe de las Cámara de Comercio Británica mostró que las empresas estaban encontrando difíciles condiciones, incluso antes de que el resultado del referéndum del 23 de junio diera lugar a una mayor ansiedad sobre las perspectivas de la economía. En su informe trimestral, este organismo informó que el debilitamiento de las ventas nacionales y extranjeras para el sector de los servicios, que continúa con una mala perspectiva, habría requerido la acción del Gobierno británico incluso si el voto de Gran Bretaña hubiera sido positivo a permanecer en la UE.

LA CONFIANZA DEL CONSUMIDOR CAE TRAS EL BREXIT

La confianza de los consumidores británicos ha experimentado en los días posteriores a la victoria de los partidarios de la salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE) en el referéndum del pasado 23 de junio su mayor caída desde diciembre de 1994, según el índice elaborado por GfK.

El índice de confianza de los consumidores de Reino Unido ha registrado un retroceso de ocho puntos tras la victoria del 'Brexit', situándose en -9 puntos, frente al -1 del pasado mes de junio, según la encuesta realizada entre el 30 de junio y el 5 de julio por la consultora.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon