Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Gobierno rebaja la pena a una mujer condenada a dos años y medio de prisión por interceptar emails de su marido

Bolsamanía Bolsamanía 19/10/2015
© Proporcionado por Bolsamanía

El Gobierno ha decidido rebajar la pena de prisión impuesta a una mujer, María Arenas Ramires, condenada a dos años y medio de cárcel por interceptar correos electrónicos de su marido durante su proceso de divorcio. Según publica hoy el Boletín Oficial del Estado (BOE), el Gobierno ha indultado parcialmente a la mujer y le ha rebajado la pena a dos años, lo que abre la puerta a que no llegue a entrar en prisión.La condena era de dos años y medio de prisión, así como a la inhabilitación del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condenaMaría Arenas Ramires, modelo de origen rusa, fue condenada el 31 de julio de 2013 por el Juzgado de lo Penal número 24 de Madrid por un delito continuado de revelación de secretos. La condena era de dos años y medio de prisión, así como a la inhabilitación del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y a multa de veinte meses con una cuota diaria de seis euros. No obstante, el Gobierno considera que, teniendo en cuenta los informes del Tribunal sentenciador y del Ministerio Fiscal y las circunstancias de la condenada, "concurren razones de justicia y equidad" para conmutarle la pena "a condición de que no vuelva a cometer delito doloso en el plazo de tres años".Los hechos tuvieron lugar en el año 2010, durante el proceso de divorcio de su exmarido, de origen mexicano. La mujer llegó a promover una petición para no entrar en prisión en la plataforma 'Change.org', alegando que los hechos tuvieron lugar "durante un proceso de divorcio largo y complicado y con la única motivación de proteger a su hija de seis años". La mujer aseguraba que el procedimiento fue incoado por violencia de género, pero su exmarido fue absuelto porque los hechos denunciados no se probaron.PEDÍA NO ENTRAR EN PRISIÓNSegún explicaba en su petición, tuvo miedo de que su marido se llevase a su hija fuera de España y por eso "cometió el error" de acceder a su correo electrónico e interceptar dos mensajes.También recalcaba que, cuando se inició el juicio por revelación de secretos en el juzgado madrileño, "en todo momento reconoció los hechos, alegando y justificando por el miedo insuperable que tenia de perder a su hija", y pedía no entrar en prisión considerando su condena profundamente injusta, por desproporcionada".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon