Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Gobierno rechaza un trato de favor a ETA y exige su disolución definitiva

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 08/04/2017 Bolsamanía

El Gobierno español ha publicado un comunicado en el que asegura que no entrará en valoraciones sobre el desarme de ETA, al menos hasta que este haya sido analizado por las autoridades y la justicia francesas. Asimismo, ha manifestado que "la actuación llevada a cabo hoy por la banda terrorista no es más que la consecuencia de su derrota definitiva por la democracia española".

Una vez que grupos próximos a la banda terrorista han hecho pública la localización de ocho zulos con armas y explosivos en distintos lugares de Francia, el Gobierno español no ha tardado en reaccionar y ha publicado un comunicado en el que ha reiterado su posición: "los terroristas no pueden esperar ningún trato de favor del gobierno y mucho menos impunidad a sus delitos".

"ETA está operativamente derrotada, sin futuro y con sus dirigentes en prisión. La única respuesta lógica a esta situación es anunciar su disolución definitiva, pedir perdón a sus víctimas y desaparecer, en vez de montar operaciones mediáticas para disimular su derrota e intentar sacar un rédito político de la misma", reza el texto difundido.

© Proporcionado por Bolsamanía

El Ejecutivo español asegura que seguirá velando por el cumplimiento de la ley y la seguridad de los ciudadanos, así como por el respeto y el homenaje a las víctimas del terrorismo.

Por su parte, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha realizado este sábado una declaración institucional en la misma línea y ha incidido en que el Gobierno no hará ninguna valoración sobre el armamento entregado este sábado por ETA hasta que haya sido analizado por las autoridades y la justicia francesa "de acuerdo a la legalidad vigente".

¿QUÉ PASA A PARTIR DE AHORA?

Tras el desarme, ETA se encaminará hacia su disolución en un proceso que podría completarse el próximo verano y en el que la opinión de los más de 300 presos que todavía cumplen prisión en las cárceles será decisiva. De esta forma, la banda podría desaparecer tras casi 60 años de existencia durante los que ha asesinado a más de 800 personas y secuestrado a alrededor de un centenar.

Según han informado a Europa Press fuentes conocedoras del proceso de reflexión, aunque hasta hace poco la banda se negaba a desaparecer mientras hubiera reclusos internos en centros penitenciarios, ahora ha asumido que tiene que proceder a su disolución, algo que se prevé que finalice con una Asamblea que no se prolongaría más allá del verano.

Éste era un paso buscado por la izquierda abertzale desde que decidiera seguir su trayectoria con la apuesta por las vías "exclusivamente políticas y democráticas" que recogió en la resolución 'Zutik Euskal Herria' y que se hizo pública en febrero de 2010, tras un debate interno.

Este compromiso "con el uso de vías y medios exclusivamente políticos y democráticos" ya lo anunció en el año 2004 con la declaración de Anoeta, que precedió a la tregua decretada por ETA en marzo de 2006, rota en diciembre de ese mismo año.

La asunción por los presos de la nueva vía emprendida por la extinta Batasuna ha sido esencial a la hora de que ETA pueda llegar a disolverse. Serán ellos los que serán protagonistas en el debate sobre si finalmente se pone fin a la historia de la banda.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon