Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Google Car accidentado, por primera vez es su culpa

Bolsamanía Bolsamanía 01/03/2016 Bolsamanía

Duro revés para el coche autónomo de Google. El vehículo de la compañía ha sufrido el primer accidente por su culpa desde su creación. El Lexus rx450h que utiliza la compañía chocó contra un autobús de pasajeros a poca velocidad, lo que permitió que no hubiera daños personales.

Google lleva tiempo recorriendo Mountain View y otras zonas de Silicon Valley con sus vehículos autónomos. Los coches de la compañía reciben datos del coche y de su entorno a través de los sensores colocados a lo largo de todo el vehículo y el software diseñado por la compañía permite que el coche se mueva de forma autónoma. El programa se encarga de interpretar los obstáculos que se encuentra en su camino, ya sean objetos fijos, como algo que pueda haber en mitad de la carretera, o móviles, como otros vehículos con los que pueda encontrarse.

Hasta la fecha la compañía había reconocido algún pequeño incidente en el que el conductor que va dentro del vehículo había intervenido para evitar un percance. Según el estudio que publicó en su momento, Google reconoce que no ser por el conductor el vehículo hubiera sufrido trece accidentes, ninguno grave, durante los primeros casi 700.000 kilómetros recorridos.

La inteligencia artificial detrás de una tecnología como esta es increíble pero, al igual que la humana, no siempre toma la decisión correcta. Esta semana el Lexus rx450h que utiliza la compañía circulaba por Mountain View y al llegar a una intersección el vehículo se detuvo en el carril derecho para girar. Al detectar unos sacos de arena en su carril tuvo que cambiarse al carril central para realizar el giro.

© Proporcionado por Bolsamanía

Antes de hacer el cambio, dejó pasar varios vehículos y cuando pensó que había llegado su momento golpeó contra un autobús municipal que no se detuvo para dejar pasar al vehículo de Google. El coche golpeó a 3 km/h contra el autobús que circulaba a 25 km/h. El accidente no fue grave, no hubo heridos y los daños se limitaron a objetivos materiales como la rueda, el espejo y varios sensores del coche, según recoge la web 'xataka.com'.

Google ha tenido que explicar por qué el conductor que va dentro e interviene en caso de posibles incidentes. La compañía asegura que tanto el conductor como el vehículo pensaron que el autobús se detendría y les dejaría pasar.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon