Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El 'Gordo' de las cláusulas suelo: una paga extra de 4.400 millones con sombras para los hipotecados

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 22/12/2016 Rubén J. Lapetra

Para cobrar, hay que reclamar. Bajo este sencillo mantra se abre un nuevo periodo de incertidumbre que se reparte por igual entre entidades financieras y los clientes afectados. La sentencia del Tribunal Europeo de Justicia Europeo (TJUE) que declara abusivas las cláusulas suelo en las hipotecas españolas por falta de transparencia se aplicará con retroactividad total más allá de mayo de 2013, límite marcado por el Tribunal Supremo en España para declarar nulas la citada letra pequeña de las hipotecas. Pese a que es el principio del fin, todavía no se ha cerrado el asunto: ni la sentencia es de aplicación inmediata ni los afectados cobrarán de forma automática si no reclaman.

Para muchos será una paga extra con la que amortizar su hipoteca o un bonus para gastar si ya cancelaron sus préstamos. El número clientes afectados por estas hipotecas se estima en 3,5 millones, siendo Andalucía,, con más de 600.000 afectados la comunidad autónoma más perjudicada, seguida de Cataluña (565.000) y Madrid (casi medio millón).

El promedio por cliente se sitúa en los 8.000 euros, si bien difieren las cantidades en función del tamaño del préstamo, según las cifras de la plataforma de reclamación y demanda colectiva Reclamador.es, que agrupa los casos de más de 10.000 clientes y que ha liderado demandas de hasta 40 millones de euros contra gigantes bancarios como BBVA y otras entidades del sector. Iria Aguete, directora del área de banca de Reclamador, es una gran conocedora del caso de las ‘cláusulas suelo', ya que anteriormente formó parte de Adicae, asociación impulsora de la macrodemanda contra 101 bancos ante el Tribunal Supremo español que declaró nulas estas cláusulas.

La noticia positiva para cientos de miles de personas tiene sus propias sombras. El estímulo sobre la renta de los consumidores con hipoteca puede alcanzar el equivalente al 0,4% del PIB español (4.400 millones) en forma de reembolsos, si bien en este punto emergen dudas sobre cómo tributarán ante Hacienda todas estas devoluciones extraordinarias. Como explican fuentes bancarias, si el cliente se ha aplicado ya la deducción por vivienda en la declaración de la Renta deberá echar cuentas de si le conviene o no. “No se trata de un producto homogéneo y cada caso va a ser un mundo”, apuntan. También se abre otro frente de incertidumbre, ya que los bancos españoles podrían enfrentarse a multas por parte del supervisor de Competencia (CNMC) por el daño ocasionado al consumidor.

LA LETRA PEQUEÑA DE LA SENTENCIA DEL TJUE

Aguete advierte de la letra pequeña de la sentencia del TJUE europeo y de la confusión que se está produciendo porque se están lanzando las campanas al vuelo. “No queremos que la gente crea que los bancos van a devolver de forma automática las cantidades cobradas de más. Sí o sí hay que pasar por los juzgados porque los acuerdos extrajudiciales que está ofreciendo la banca son perjudiciales para los clientes, ya que contienen renuncia a acciones legales o incluso, sin devolución de cantidades de ningún tipo...”, explica Aguete en conversación con 'Bolsamanía'. “Es una locura firmar este tipo de acuerdos, pero cada cual debe saber lo que hace. En cualquier caso, hay casos y casos de clientes que tendrán difícil recuperar dinero alguno. No es lo mismo un particular que alguien que ha trabajado en banca o una promotora inmobiliaria, que se presupone informada de los pormenores de este tipo de préstamos”, advierte.

A la hora de reclamar, hay que distinguir tres tipos de situaciones entre los bancos y los afectados. Primero, los clientes de entidades que se vieron obligadas a acatar distintas sentencias judiciales con anterioridad y que ahora deberán volver a reclamar. En segundo lugar, aquellos hipotecados que han firmado acuerdos extrajudiciales con sus bancos o que han aceptado un cambio de condiciones en sus hipotecas, que renunciaron a su derecho a futuras demandas. Y en tercer lugar, los clientes de entidades que retiraron de forma voluntaria y unilateral las cláusulas suelo sin que los clientes firmasen nada, caso del Santander (con Banesto) o Caixabank, que pueden reclamar sin problemas. La aplicación de la sentencia del TJUE se importará “en los próximos días” a España, en cuanto alguno de los juzgados provinciales que tienen procesos en marcha se amparen en la retroactividad total que ha dictado el alto tribunal europeo y apliquen la sentencia.

CLÁUSULAS SUELO: UNA FACTURA DE 16.000 MILLONES PARA LA BANCA

De aplicarse la retroactividad total en las hipotecas, entre 4.200 y 4.400 millones de euros deberán pasar de la cuenta de resultados de los bancos a la de los clientes afectados, según el cálculo oficial realizado por el Banco de España a las horas de conocerse la sentencia o la previsión del informe de Analistas Financieros Internacionales (AFI) realizada hace un año y que “se mantiene en vigor desde hoy”. Esos 4.400 millones son, según esta firma española, el importe que la banca debe reembolsar por el periodo 2009-2013 (retroactividad total), guarismo que se une a los 5.269 millones de euros a devolver bajo la doctrina del Tribunal Supremo (mayo de 2013-2015) y los 6.202 millones del llamado ‘lucro cesante' entre 2016 y 2019, o ingresos que la banca dejará de percibir al retirar las cláusulas suelo si se mantiene el escenario actual de tipos de interés negativos o cercanos a cero.

© Proporcionado por Bolsamanía

Fuentes bancarias explican a 'Bolsamanía' que es este escenario de presente y futuro el verdadero caballo de batalla que se esconde tras la sentencia: “Hay entidades como Banco Sabadell que han defendido a capa y espada la transparencia sus cláusulas suelo, pero una eliminación generalizada de estos topes puede hacer que se lo replanteen”. Las fuertes caídas en bolsa registradas por los bancos españoles en la sesión del miércoles son un fiel reflejo de lo que piensan los inversores: su eliminación erosionará más los ingresos de las entidades y llevará a pérdidas a los bancos pequeños y medianos por las provisiones extraordinarias que tienen que afrontar.

En total, el impacto global para los bancos españoles por este culebrón de ‘letra pequeña' sube a 16.000 millones, una cifra que ha engordado los márgenes de intereses del sector durante la crisis y que sirvió para amortiguar el impacto las millonarias pérdidas crediticias ocasionadas por el 'crash' inmobiliario y la morosidad de las promotoras. De no ser por este rentable crédito hipotecario con los particulares, muchos de los actuales bancos se habrían quedado ya por el camino.

Sólo en 2016, el impacto previsto por la retirada de cláusulas suelo se estima en unos 2.180 millones, según AFI. La firma de analistas toma como base para sus estimaciones una cláusula suelo del 3% para el euríbor a doce meses, principal índice de referencia para el interés de las hipotecas. Lleva varios meses cotizando en negativo y se deslizó por debajo de ese nivel del 3% a partir de noviembre de 2009, activando las entonces desconocidas cláusulas suelo que hoy llenan los titulares y copan la mayoría de reclamaciones ante el Banco de España.

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon