Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Govern exigirá una inversión mínima de 1.800 millones en BCN World

Expansión.com Expansión.com 13/06/2014 Marc Menchén

El Govern ha sacado a concurso las seis licencias de casinos para BCN World, y el principal obstáculo para evitar que otros operadores entren en liza frente a la asiática Melco será exigir una inversión mínima de 300 millones de euros por cada centro de juego. En total, 1.800 millones de euros.

Los pliegos del concurso admiten que puedan presentarse cualquier tipo de sociedad europea, pero abre la puerta a agrupaciones de empresas. Esto daría pie a que Veremonte, la promotora del complejo de juego y ocio, pueda presentarse a través de una UTE con Melco, operador de juego, y los otros socios que ya ha logrado para el proyecto, pero de los que aún se desconoce si aportarán inversión: Port Aventura, Value Retail, Meliá y Hard Rock Café.

La inversión mínima de 300 millones no se refiere únicamente a los casinos, sino que también afecta a los hoteles, las zonas comerciales y de ocio. En los pliegos también se exige que los operadores que opten a las licencias -en solitario, o en agrupación- hayan registrado una facturación anual de más de 40 millones de euros, de los que al menos 25 millones deberían proceder del juego y las apuestas.

Veremonte prevé una inversión de 786 millones de euros en la primera fase del proyecto, bautizada como BCN Dream y que estará ubicado en la zona más próxima a Port Aventura y al futuro parque temático de Ferrari.

El grupo de Bañuelos aún no ha desvelado cómo financiará este proyecto. Sí se ha asegurado que Melco, el conglomerado asiático que explotará los casinos, asumirá hasta un 20% del capital -y, por lo tanto, del coste de la primera fase- a cambio de asegurarse la explotación de los centros de juego durante veinte años.

Ante las sospechas que suscitó en la opinión pública la financiación del grupo asiático Melco, los pliegos exigirán una declaración responsable "del origen lícito de los fondos de financiación". Los recursos destinados a la inversión deberán estar depositados en una entidad financiera española o "jurisdicción equivalente en materia de prevención de blanqueo de capitales y de financiación del terrorismo".

En primer lugar, se confeccionará una preselección de solicitantes y una relación de admitidos; en esta fase se verificará que los solicitantes son solventes técnicamente en materia de gestión de juego y también financieramente, y los interesados deberán aportar un manual de prevención del blanqueo de capitales antes del 25 de julio.

La segunda fase del concurso consiste en la valoración de las propuestas y la concesión de las autorizaciones; así, una vez que las condiciones urbanísticas lo permitan, se valorarán las propuestas presentadas y se adjudicarán dichas licencias.

El concurso llega después de que el Parlament aprobara con los votos de CiU y PSC la reforma de la ley sobre centros recreativos turísticos, en la que principalmente se establece una rebaja del 55% al 10% del impuesto sobre los casinos. Ésta era la condición principal para que Enrique Bañuelos, promotor del proyecto a través de Veremonte, comenzara a construir después del verano el complejo.

 

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Expansión.com

image beaconimage beaconimage beacon