Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El gran dilema de la CUP, los cuatro presidentes o el 'tamayazo' a la catalana

Bolsamanía Bolsamanía 02/10/2015 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

El órdago de la CUP a Junts pel Sí con la propuesta de crear una presidencia de la Generalitat coral, con hasta cuatro jefes de Govern, ha recibido respuesta ya por parte de CDC que integra, junto a ERC e independientes, de la candidatura ganadora de las elecciones del 27S en Cataluña.Josep Rull, el coordinador general de Covergència, ha recordado a los número uno y dos de la CUP, Antonio Baños y Anna Gabriel, que el Estatuto de Autonomía no contempla una posibilidad semejante. La contraoferta que ha llegado de mano del también número 12 de Junts pel Sí, en declaraciones a "TV3", es que haya cuatro vicepresidencias, algo que sí podría llegar a cuadrar con la ley vigente.CDC propone que haya cuatro vicepresidenciasA pesar de que desde ERC y CDC se comentó que las negociaciones con la CUP se han iniciado, las propuestas de Baños y Gabriel, junto con la reiteración de que no harán presidente a Artur Mas, han llegado a través de los medios de comunicación, hecho que Rull ha criticado y, en cambio, ha abogado por plantear este tipo de propuestas en la mesa de negociación.La respuesta ha vuelto a llegar desde la número dos de la CUP, Anna Gabriel, que ha vuelto a reiterar en declaraciones a Rac1 que la decisión de no investir a Artur Mas como presidente de la Generalitat "es colectiva" y ya está tomada por las asambleas que forman el partido. Ha asegurado que las conversaciones con Junts pel sí ya han comenzado aunque lejos de los focos, ya que quieren que las reuniones de las próximas semanas sean discretas.Preguntada por si cree que Mas acabará siendo investido, ha dicho no saberlo: "Hay 135 diputados y al final la CUP tiene diez. Hay vida más allá de los diputados de la CUP", ha expuesto.FISURAS EN LA CUPSin embargo, desde las filas de la candidatura anticapitalista, que tiene la llave del nuevo Govern, se empiezan a ver fisuras. Quim Arrufat, ex diputado de la CUP, ha afirmado que si CDC llevara su “presión” al límite, la formación apoyaría a la investidura de Artur Mas como presidente de la Generalitat para evitar que el proceso “descarrile”, recoge el diario Ara.Así lo ha expresado en declaraciones a Catalunya Ràdio. “Hay una fórmula muy fácil para conseguir que la CUP vote a Mas como presidente: se cierra en banda CDC y Junts pel Sí, se hace presión contra la CUP durante dos meses, se llega hasta el final. Y cómo que la CUP, antes de que hacer descarrilar el proceso, estará junto al proceso, se impone Junts pel Sí. Es la manera más fácil”, ha expuesto. Después, se ha visto obligado a matizar sus palabras a través de Twitter, donde ha aclarado que su planteamiento obedece a un extremo de fin del proceso independentista:Amics de @LaVanguardia , a @maticatradio ho he plantejat com a supòsit de fi del procés, no com a opció plantejable. https://t.co/vVQFj9ww9z— Quim Arrufat (@quimarrufat) October 1, 2015¿'TAMAYAZO' A LA CATALANA?Pero Arrufat no ha sido el único que ha empezado a dar señales de que la CUP afloja. El número siete de la candidatura, el intelectual Julià de Jòdar en varios tuits ha reconocido a Mas como “uno de los nuestros” y ha pedido que no se caiga en el “sectarismo de clase”, según recoge El Plural.No caiguem en el sectarisme de classe i no donem carnassa a l'Estat: Mas és imputat per haver desobeït el 9-N i, en aixó, és un dels nostres— julià de jòdar muñoz (@julidejdarmuoz) September 29, 2015Si la CUP va empènyer per fer el 9-N i Mas és imputat per dur-lo a terme, ara no el deixarem pas sol: cada cosa al seu lloc.— julià de jòdar muñoz (@julidejdarmuoz) September 29, 2015Ante este escenario varias son las voces que se alzan alertando de posibilidad de tamayazo en Cataluña, es decir, que algunos diputados de los 10 que tiene la CUP voten a favor de Mas. Cabe recordar que en una segunda vuelta, Junts pel Sí sólo necesitaría mayoría simple para nombrar a Mas president de la Generalitat, algo que, según la matemática parlamentaria, se conseguiría con que sólo dos de los escaños que tiene la candidatura comunista voten a favor de Mas.Recordamos que se lo que se define como tamayazo es el cambio de voto de dos diputados del PSOE en la Asamblea de Madrid, Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez, tras las elecciones de junio de 2003, que acabó granjeando la mayoría necesaria a Esperanza Aguirre para gobernar en la Comunidad tras repetirse los comicios.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon