Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El horror de la sala Bataclán y la joven que fingió estar muerta para no ser atacada

Bolsamanía Bolsamanía 15/11/2015

Tras los ataques terroristas que ha sufrido Francia este viernes y se han cobrado la vida de 129 personas, todavía podemos escuchar historia que nos hacen creen que los milagros existen. Así, durante el ataque a la sala Bataclán donde murieron 89 personas, una joven de 22 años tiene una gran historia que contar que le salvó la vida: fingió estar muerta para no ser atacada.

"Nunca piensas que te va a pasar. Era un viernes por la noche en un concierto de rock. El ambiente era tan feliz y todo el mundo estaba bailando y sonriendo, y luego, cuando los hombres llegaron a través de la entrada principal y comenzaron los disparos, ingenuamente creíamos que todo era parte del espectáculo. No fue sólo un ataque terrorista, fue una masacre", escribió la joven que presenciaba la actuación de Eagles of Death Metal en la sala parisina.

"Las imágenes de esos hombres circulando como buitres van a atormentarme por el resto de mi vida" Además, según ha publicado Infobae, la joven señaló que decenas de personas perdieron la vida ante sus ojos y el suelo estaba repleto de sangre. "Los gritos de hombres adultos que tenían los cuerpos de sus novias muertas traspasaron la pequeña sala de conciertos. Futuros demolidos, familias con el corazón roto, en un instante", dijo Isobel en su cuenta de Facebook.

© Proporcionado por Bolsamanía FINGIÓ SU MUERTE

"Conmocionada y sola, fingí estar muerta durante más de una hora, tendida entre las personas que podían ver a sus seres queridos inmóviles. Contenía la respiración, trataba de no moverme, no llorar, no darle a los hombres el miedo que desearon ver. Fui extremadamente afortunada de poder sobrevivir, pero muchos no lo hicieron", escribió la joven con decisión.Además, Isobel relató que las personas que fueron allí eran inocentes y únicamente querían tener un viernes divertido y de ocio. "Este mundo es cruel y actos como éste se supone que debe resaltar la depravación de los seres humanos y las imágenes de esos hombres circulando como buitres van a atormentarme por el resto de mi vida", declaró comentando la pesadilla.

Aunque la joven sabe que vivir la pesadilla parisina la acompañará durante el resto de sus días, el mero hecho de haber sobrevivido, ha dicho, "me permite ser capaz de arrojar luz sobre los héroes. Para el hombre que me tranquilizó y puso su vida en riesgo para tratar de cubrir mi cerebro mientras yo gemía, a la pareja cuyas última palabras de amor me mantuvieron creyendo el bien en el mundo, a la Policía que realizó el rescate de cientos de personas, a los desconocidos que me recogieron en la carretera y me consolaron durante los 45 minutos porque realmente creía que el chico que amaba estaba muerto, al hombre herido que yo había confundido con él y luego de reconocer que él no era Amaury me agarró y me dijo que todo iba a estar bien a pesar de estar sólo y asustado", escribió Isobel y añadió con firmenza: "Nunca hay que dejar que esto suceda de nuevo".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon