Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Ibex 35 también son las familias: acaparan una de cada cuatro acciones

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 20/12/2016 Marco Collado

Antonio Zoido ha hecho balance del año bursátil que acaba, detallando las cifras más importantes de 2016, entre ellas cuál es el papel que están desempeñando las familias dentro de la bolsa. El presidente de Bolsas y Mercados Españoles (BME) ha admitido durante su discurso que "muchos" planes de salidas a Bolsa se han retrasado ante el "frenazo" experimentado en el mundo y sobre todo en Europa tras el Brexit.

Una de las cifras más llamativas del discurso está relacionada con las manos en las que descansan las acciones de la bolsa española. Y es que, tras el recorte de 2015, los datos provisionales hasta el primer semestre de 2016 muestran un repunte hasta el 23,4% en la participación de las familias.

"Durante los años de la crisis, las familias se han convertido en uno de los puntales de la bolsa española", señala Zoido. Los motivos principales que cita para que esto se haya producido son: "El ajuste a la baja de las cotizaciones, la reducida rentabilidad de otros activos y la pérdida de atractivo de la inversión inmobiliaria".

Zoido también ha recordado que los inversores extranjeros tienen la mayor participación de la Bolsa española, el 43,2% del valor del mercado al cierre del primer semestre, que apunta a un nuevo registro histórico.

MÁS BILLÓN DE EUROS DE CAPITALIZACIÓN

A pesar de haber notado la caída de las cotizaciones, principalmente en los bancos, la capitalización de la bolsa española se ha mantenido por cuarto año consecutivo por encima del billón de euros. Desde los mínimos de la crisis en 2011, el valor del mercado conjunto de las cotizadas españolas está en torno a unos 210.000 millones más alto que entonces.

De hecho, los mercados de valores del mundo han sufrido una caída generalizada de los volúmenes de contratación por los episodios de incertidumbres surgidos durante el año. La contratación de la Bolsa española ha llegado hasta noviembre a los 603.902 millones, que supone una disminución del 32,5%, en línea con el descenso de actividad en otros mercados internacionales, mientras que el número de negociaciones ha alcanzado 50,4 millones, reduciendo la caída al 12% frente a 2015.

24.700 MILLONES EN DIVIDENDOS

En su repaso de los mercados durante 2016, Antonio Zoido ha valorado positivamente la distribución de 24.743 millones de euros en dividendos a los accionistas de las emporesas. Esta cifra representa el 98% de la retribución total y con un crecimiento del 0,89% frente a lo registrado en los mismos once meses de 2015.

Uno de los datos más llamativos es que la bolsa española sigue liderando el ranking de rentabilidad por dividendo entre las principales bolsas del mundo. A cierre de octubre alcanzaba el 4,6%, casi 0,4 décimas porcentuales de su promedio mensual de los últimos 28 años. "La elevada rentabilidad por dividendo se mantiene en los últimos años y se consolida como una seña de identidad del mercado de valores español", ha señalado el presidente de BME.

Desde el año 2000, las cotizadas en la Bolsa española han retribuido a los accionistas con 385.000 millones, de los que 363.000 millones han sido en forma de dividendos. Estas cifras equivalen en torno al 35-40% del valor del PIB español y el 88% de los importes se han repartido en los últimos 10 ejercicios. "Un período dominado por la crisis y la pérdida de riqueza y poder adquisitivo de muchos inversores en todo el mundo", ha subrayado.

CRECIMIENTO DE LOS MERCADOS ALTERNATIVOS

Zoido ha hecho especial mención al Mercado Alternativo Bursátil (MAB), en el que 15 compañías salieron en el segmento SOCIMIS a través de un listing y 3 en el de empresas en expansión a través de Ofertas Públicas de Suscripción (OPS).

Durante este año se realizaron 38 operaciones de ampliación de capital que movieron un total de 2.703 millones de euros, un 82% más que en el mismo periodo de 2015.

CRECIMIENTO EN LAS EMISIONES DE DEUDA

© Proporcionado por Bolsamanía

El MARF cerró los once primeros meses de 2016 con un saldo vivo de emisiones de deuda corporativa cercano a los 2.000 millones de euros, distribuidos prácticamente a partes iguales entre bonos y pagarés. En relación al año anterior, el saldo vivo asciende un 48%.

Entre 2007 y 2008 sólo 12 empresas no financieras españolas fueron capaces de financiarse a través de bonos. En 2013, el número ascendía a 39, en 2015 cayó hasta 31 y hasta la mitad de noviembre de 2016 el número ascendía a 40. A falta de unas semanas para el cierre del ejercicio, el año 2016 marcará el máximo histórico en el número de empresas no financieras que emiten bonos.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon