Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Ibex cierra en positivo y sube un 0,18% hasta los 8.978 puntos en una jornada de alta volatilidad

Bolsamanía Bolsamanía 17/03/2016 Virginia Mora
Al fondo un panel informativo que muestra el principal selectivo español, el IBEX 35 / EFE. © Unidad Editorial, S.A. Al fondo un panel informativo que muestra el principal selectivo español, el IBEX 35 / EFE.

El selectivo español ha logrado cerrar en positivo pese a la gran volatilidad que ha afectado este jueves a los mercados. Pese a empezar el día con ganancias, no ha tardado en darse la vuelta y ha pasado el resto de la sesión en rojo, aunque a última hora ha logrado darse la vuelta.

El Ibex 35 ha acabado este jueves con una subida del 0,18% hasta los 8.978 puntos. Pese a cotizar con una pérdida de más del 1% durante la mayor parte de la sesión, a última hora ha logrado no sólo recortar su caída gracias a Banco Santander, que se ha dado la vuelta y ha cerrado en positivo, con un repunte del 0,76%, sino cerrar en positivo.

La banca ha sido la 'espada de Damocles' del selectivo español durante toda la jornada, como también lo ha sido la apreciación del euro frente al dólar tras la decisión de la Reserva Federal estadounidense (Fed por sus siglas en inglés), que este miércoles mantuvo los tipos de interés y redujo desde cuatro hasta dos la previsión de alzas en 2016, proyectando además sólo dos subidas en 2017.

“Las acciones se están moviendo a la baja ante el avance del euro”, ha dicho Ion-Marc Valahu, administrador de fondos de Clairinvest, a Reuters. Por su parte, Connor Campbell, analista de Spreadex, ha resaltado que no sólo el Ibex, sino también el resto de bolsas europeas, “se han mantenido en números rojos este jueves, paralizadas por un euro hiperactivo”. El índice español ha logrado darse la vuelta, aunque no así otras plazas como el CAC francés o el DAX alemán, que han acabado en rojo.

Según Daniel Pingarrón, estratega de IG Markets, “el EUR/USD ya tuvo un primer impulso alcista el jueves pasado, tras conocer las medidas anunciadas por el BCE y la rueda de prensa posterior de Mario Draghi, en la que se cerraron muchas posiciones cortas, y la especulación llevó al par por encima de 1,12. Cuando las Bolsas releyeron lo anunciado por Draghi, y se recuperaron el viernes y el lunes, el EUR/USD apenas matizó su reacción, manteniéndose en torno al nivel de 1,11. Y este miércoles, tras los anuncios realizados por la Fed, el EUR/USD desarrolló un nuevo tramo alcista que le lleva por encima del 1,13, castigando severamente a las Bolsas europeas, especialmente, a los sectores más exportadores”.

En España, la caída de la banca ha restado 'brillo' al avance de las petroleras como Repsol, que ha cerrado con un avance del 2,49%, y de las acerereras, que se han beneficiado de la subida del euro ya que un dólar más débil hace que los metales sean más asequibles para los consumidores que los compran en una moneda distinta a la estadounidense. En este plano ha destacado por encima de todas ArcelorMittal, que al cierre subía un 9,52%, convirtiéndose así en la mejor del Ibex.

Además, otras materias primas como el petróleo también rebotaban con fuerza. El crudo marcaba su segunda jornada consecutiva de subidas, de un 3% de media, alimentada por la caída del dólar que se ha producido tras la reunión de la Reserva Federal (Fed) y por las expectativas que se han creado en torno a la reunión que celebrarán al menos 15 productores el 17 de abril en Doha (Qatar).

LOS BANCOS CENTRALES, PROTAGONISTAS

Este jueves los bancos centrales han protagonizado la sesión. No sólo la Fed, que seguía en el punto de mira de los inversores, sino también el banco central de Noruega y el de Inglaterra. El Banco de Noruega (Norges Bank) ha reaccionado al deterioro de las expectativas globales de crecimiento y a la caída generalizada de los tipos de interés en otros países con una bajada de 25 puntos básicos de su tasa de referencia, que pasará a situarse en el 0,50%, advirtiendo de que puede recortar aún más la tasa si excluir la opción de introducir tipos negativos.

Por su parte, el Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra (BoE, por sus siglas en inglés) ha decidido por unanimidad mantener sin cambios los tipos de interés en el 0,50%, así como el alcance de su plan de compra de activos, que asciende a 375.000 millones de libras (475.545 millones de euros). De este modo, el instituto emisor británico mantiene estables los tipos de interés de la libra esterlina desde el 5 de marzo de 2009, fecha en la que también estableció un programa de compra de activos mediante la emisión de reservas, que ha sido ampliado sucesivamente hasta alcanzar su actual volumen en julio de 2012.

Y en medio de todo esto Munich Re, la segunda reaseguradora más grande del mundo con 231.000 millones de euros en inversiones, va a almacenar, al menos, 10 millones de euros en dos monedas distintas, dentro de sus bóvedas de seguridad, para no tener que pagar por acceder a dinero en efectivo en el corto plazo. Esta sorpresiva decisión se toma tras una medida adoptada por el Banco Central Europeo (BCE), entidad que dirige Mario Draghi, que volvió a modificar los tipos de interés de su Facilidad de Depósito, un mecanismo que utilizan los bancos para 'aparcar' sus fondos de liquidez.

© Proporcionado por Bolsamanía

¿PELIGRO EN ABENGOA?

En el plano empresarial destaca Abengoa, que sigue en el punto de mira tras presentar este miércoles un plan de negocio y una propuesta de reestructuración financiera, que incluye una inyección de liquidez de 1.500 millones de euros en un plazo máximo de cinco años. Y es que del plan de reestructuración Renta 4 dice que lo más relevante es que Abengoa deberá contar con la aprobación por parte del 60% de los acreedores para el día 27 de marzo (presentación del acuerdo ante el juzgado de Sevilla el día 28). De momento cuenta con un 40%. En caso contrario, Abengoa entrará en concurso de acreedores.

Además, la junta general de accionistas de Bankinter ha aprobado la subida del 36% del dividendo respecto al año anterior hasta situarse en 0,23 euros en efectivo por cada título. Esto supone destinar el 50% del beneficio de 376 millones de euros que obtuvo en 2015 a la retribución a los poseedores de acciones. “Este dividendo se enmarca en una política prudente que contribuye a la conservación del capital y que permite a la entidad mantener un adecuado nivel de solvencia”, ha asegurado el presidente de la entidad, Pedro Guerrero.


Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon