Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Ibex cierra su quinta jornada consecutiva de caídas: se deja un 1,26% hasta los 8.654 puntos

Bolsamanía Bolsamanía 04/05/2016 Virginia Mora

El selectivo español está atravesando un mal momento, igual que el resto de mercados europeos, que también han acabado este miércoles en números rojos. El Ibex 35 ha caído un 1,26% hasta los 8.654 puntos, siendo incapaz de mantener los 8.700 que había logrado recuperar y dejándose ya un 4% en lo que va de semana, mientras que las bolsas europeas han cerrado con pérdidas del 1,20% de media.

Los inversores han vuelto a apostar por las ventas este miércoles, y es muy posible que esta situación se mantenga en el tiempo. Al menos así lo creen algunos expertos como Andreas Clenow, jefe de inversiones de Acies Asset Management, quien ha dicho a Reuters que “podríamos tener un movimiento extraño al alza, pero seguramente permanezcamos en un mercado a la baja durante largo tiempo”.

Los datos macro que se han conocido no han servido para insuflar ánimos a los mercados, y la volatilidad ha sido la nota predominante. Ni siquiera en España han ayudado los datos del paro de abril, mes en el que el desempleo se redujo en 83.599 personas, el tercer mejor dato desde 1996. En concreto, el descenso fue de un 2,04% respecto al mes anterior, hasta situarse el total de desempleados en 4.011.171.

Y es que la incertidumbre política sigue pesando mucho en en nuestro país, donde habrá nuevas elecciones el próximo 26 de junio, pero ahora también pesa la incertidumbre económica. Precisamente este miércoles el Banco de España ha lanzado una advertencia sobre la situación económica, señalando que puede verse afectada por una serie de factores. En concreto, según ha explicado, la falta de Gobierno y la prolongación de esta situación puede generar “dudas” sobre el curso futuro de las políticas económicas, y podría acabar afectando “negativamente” a las decisiones de consumo e inversión de los agentes y, por tanto, al crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) del país. El panorama no es nada alentador, ni para la economía española ni para la economía mundial, que sigue dando muestras de debilidad. Así lo perciben los inversores y así lo demuestran con sus movimientos bursátiles.

EL EMPLEO EN EEUU

Además, este miércoles se han conocido los datos del informe ADP de empleo en EEUU, conocido como la antesala del Informe de Empleo que el Departamento de Trabajo dará a conocer este viernes. Los datos han sido peores de lo esperado, ya que el sector privado creó únicamente 156.000 puestos de trabajo frente a los 194.000 del pasado mes de marzo, un dato que por cierto ha sido revisado a la baja desde los 200.000 reportados inicialmente. El consenso de mercado esperaba una cifra de 196.000, lo que no ha ayudado al ánimo inversor.

Tal es así que en el momento del cierre del mercado en Europa Wall Street cotizaba en números rojos. El Dow Jones caía un 0,51% mientras que el S&P 500 se dejaba un 0,64%. El Nasdaq, por su parte, perdía un 0,77%. Y a la marcha de las bolsas tampoco ha contribuido los datos de los inventarios semanales de petróleo en EEUU, que muestran un aumento del nivel de 'stock' de barriles frente a los datos que esperaba el consenso.

El dato se ha situado en 2,784 millones de barriles frente a la previsión de 1,444 millones y el dato anterior de 1,999 millones. Tras la publicación de estas cifras el 'oro negro' ha recortado sus ganancias, y en el momento del cierre en el Viejo Continente el barril de tipo Brent, de referencia en Europa, subía un 0,40% mientras que el West Texas, de referencia en EEUU, subía un 0,80%.

© Proporcionado por Bolsamanía

LOS BANCOS SIGUEN EN EL PUNTO DE MIRA

En el plano empresarial, la banca sigue un día más en el punto de mira. Y todo ello pese a la nota positiva que ha protagonizado este miércoles Société Générale, que ha presentado sus cuentas del primer trimestre y ha reportado un aumento del beneficio del 6,5% hasta 924 millones de euros, lo que le ha llevado a acabar con una subida del 1,68%.

Y es que los malos datos reportados este martes por el alemán Commerzbank siguen dando de qué hablar. La entidad germana ha extendido sus pérdidas en el Dax alemán y ha cerrado con caídas del 2,43% tras los malos resultados trimestrales que dio a conocer este martes, reportando una caída en su beneficio del 51,8%.

Este banco, junto a las renovadas dudas acerca de la banca italiana, han vuelto a poner el foco en el sector financiero. Y es que los inversores también miran con especial preocupación lo que ocurre en Italia, donde uno de los bancos que trataba de reestructurarse mediante una oferta pública de venta (OPV), Banca Popolare di Vicenza, se encontró con que los inversores sólo adquirieron el 7,7% de la operación, realizada el lunes, y el resto fue comprado por el fondo privado Atlante, vehículo financiado por el sector para sanear a las entidades, y que invirtió 1.390 millones en acciones de Vicenza.

En el Ibex, este miércoles los tres valores que más caen también son bancos. En concreto, Banco Santander (-2,45%), Banco Popular (-2,43%) y BBVA (-2,26%). Sobre estos dos últimos se han producido este miércoles sendas advertencias, de modo que mientras Berenberg ha alertado sobre el peligro en Banco Popular por la baja calidad de sus activos, en el caso de BBVA es todo lo contrario, ya que los expertos de Citi han dicho que su desplome en bolsa tras presentar resultados no está justificado, por lo que recomiendan comprar. Además, en España Mediaset y Ferrovial han presentado sus resultados trimestrales después del cierre.

ANÁLISIS TÉCNICO

“En las tres sesiones que llevamos en la semana nuestro selectivo acumula una caída del 4% y, lo que es peor, no tenemos ninguna señal que nos anticipe un rebote en el muy corto plazo”, ha dicho José María Rodríguez, analista técnico de Bolsamanía. De hecho, ha destacado, y aun cuando justo en este momento “tenemos al Ibex 35 en el nivel de ajuste/retroceso del 61,8% del último impulso alcista, por definición soporte, todo apunta a que probablemente rellene en su totalidad el hueco alcista de la sesión del 13 de abril en los 8.546 puntos”.

En su opinión, “cerrar este hueco sería otra nueva y preocupante señal de debilidad que dejaría las puertas abiertas a una visita a los mínimos de abril (8.256) y por debajo los mínimos anuales en los 7.746 puntos”. Rodríguez ha destacado que “lo que ha quedado claro, si es que quedaba alguna duda todavía, es que el sector financiero está muy débil, demasiado. Y sin él es imposible que nuestro selectivo consiga escalar posiciones de forma consistente y duradera en el tiempo más allá de los típicos rebotes puntuales”.

“Y como muestra un botón: BBVA acumula una caída del 17% desde el día que se dieron a conocer sus cuentas mientras que los títulos de Banco Santander acumulan un descenso, también desde el anuncio de sus resultados, del 10%”. Por su parte, “Telefónica se deja también un 9% en las últimas cuatro sesiones, por lo que como se pueden imaginar es imposible que nuestro selectivo enderece el rumbo si sus dos grandes bancos y nuestra operadora están como están”.

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon