Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Ibex defiende los 9.000 en medio de la incertidumbre y antes del BCE y la OPEP

Bolsamanía Bolsamanía 30/05/2016 Óscar Giménez

Las bolsas europeas parecen haberse tomado un respiro este lunes aprovechando el cierre por festivo en Londres y en Wall Street, y ante una semana que viene muy movida para los mercados con las reuniones del Banco Central Europeo (BCE) y la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). El Ibex 35 es el único índice en negativo entre los más importantes del viejo continente.

El selectivo de la Bolsa de Madrid, que abrió sin dirección clara, ha ido de más a menos a lo largo de la sesión y cotiza con leves caídas. Después de gran parte del mes de mayo cotizando entre los 8.600 y los 8.800 puntos, el índice ha conseguido sobrepasar los 9.000 puntos, y desde el punto de vista técnico apunta a los 9.360 puntos, explica César Nuez, analista técnico de Bolsamanía, que advierte que en las dos últimas jornadas los bancos impidieron este movimiento al alza. En el resto de Europa, las principales bolsas se mueven también sin dirección clara.

Todos los valores del Ibex se mueven en un rango estrecho, del que intenta escaparse al alza Técnicas Reunidas al subir más de un 1%. Banco Popular, protagonista en los últimos días por haber anunciado una ampliación de capital de 2.505 millones de euros, pone por el momento fin al desplome de las dos últimas sesiones en las que se ha dejado un 32% y ha borrado 1.600 millones de euros de su valor en bolsa.

En el resto de grandes bolsas europeas, la tendencia es la misma pero con signo contrario. Leves movimientos pero en positivo para el DAX alemán y el CAC francés. Los inversores europeos están muy pendientes de la incertidumbre política que irá incrementándose conforme se acerque el 23 de junio, cuando los británicos votarán en favor o en contra del Brexit, y el 26 de junio, día en el que los españoles acudirán a las urnas en la repetición de las elecciones generales.

Pero antes de estas dos citas, la semana está marcada por el Banco Central Europeo (BCE). El jueves se reúne en consejo de gobierno de la autoridad monetaria, con Mario Draghi a la cabeza, en Viena. “No esperamos ningún tipo de actuación en materia de política monetaria por parte del BCE, aunque será interesante escuchar a sus miembros más relevantes en la posterior rueda de prensa para determinar si están satisfechos con cómo funcionan las medidas implementadas hasta el momento, su opinión sobre la economía, si van a adoptar nuevas medidas de ser necesaria, y si van a decir algo del Brexit”, explican los analistas de Link Securities.

Además, y no menos importante, esta semana el BCE empezará a ejecutar su programa de compras, “pero no está claro el importe, que podría superar los 5.000 millones de euros mensuales, ni tampoco si empezará a comprar inmediatamente o no”, explican los analistas de Bankinter, que advierten de que podría haber “más presión sobre los precios de los bonos corporativos europeos”.

Otra referencia importante será, el mismo día y en la misma ciudad, el encuentro ordinario de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), en el que “pueden saltar chispas entre Arabia Saudí, Rusia e Irán, lo que podría derivar en una mayor producción por parte de alguno de los dos primeros productores para tratar de impedir que el tercero gane cuota de mercado y la consolida”, argumentan en Bankinter.

MEJORA EL SENTIMIENTO ECONÓMICO

Muchas referencias como para que “las bolsas se estabilicen y tomen dirección”, al menos “mientras el petróleo no haga lo propio y no se sepa el desenlace sobre el Brexit”, señalan estos expertos. Los inversores ven por ahora, eso sí, cómo pese a la incertidumbre política mejora el sentimiento de los consumidores y de las empresas.

En concreto, la confianza empresarial del mes de mayo en la zona euro mejora una décima hasta el 0,3% respecto al dato de abril y también sobre las expectativas del consenso de los analistas. Por su parte, el indicador de sentimiento económico que elabora la Comisión Europea pasa de 104,0 puntos hasta 104,7 puntos, tres décimas por encima de lo proyectado por el mercado.

En España se ha publicado el dato adelantado de IPC de mayo, que escala una décima en su variación anual hasta el -1,0%, y encadena cinco meses en negativo. En su tasa mensual, aumenta un 0,6%, el mayor incremento desde mayo de 2008. El indicador de inflación también se ha publicado en Alemania, y sube desde el -0,1% hasta el 0,1%, mientras que en Francia hemos conocido la estadística de crecimiento del PIB en el primer trimestre, en el 1,4% trimestral y en el 0,6% anual, revisándose en este caso una décima al alza.

LA FED TAMBIÉN MARCA LA AGENDA

© Proporcionado por Bolsamanía

Antes de la apertura en Europa, las bolsas asiáticas han cotizado con leves ganancias, de las que se ha desmarcado el Nikkei japonés al subir más de un 1% tras datos económicos no tan malos como lo esperado. Los analistas anticipaban un descenso anual de las ventas minoristas del 1,2% en marzo, que finalmente ha sido del 0,8%. Además, la apreciación del dólar ha favorecido a la renta variable asiática. El yen ha caído un 1% frente al dólar, mientras que el euro lucha por mantener el nivel de 1,11 dólares.

La divisa norteamericana se ha fortalecido como consecuencia de las palabras de la presidenta de la Reserva Federal (Fed), Janet Yellen, que el viernes aseguró en un discurso pronunciado en la Universidad de Harvard que la primera economía mundial sigue fortaleciéndose y que habrá una subida de tipos en los próximos meses, aunque no especificó si podría ser en la reunión que tendrá el banco central los días 14 y 15 de junio.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon