Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Ibex empieza junio con una caída del 1,30% y pierde los 9.000 puntos: Popular amplía su rebote

Bolsamanía Bolsamanía 01/06/2016 Bolsamanía

El Ibex 35 ha comenzado junio con pérdidas tras una caída del 1,30% y ha dejado atrás los 9.000 puntos, al situarse en los 8.916. El resto de plazas europeas también han cerrado en negativo aunque con caídas algo menores. No es el caso de Portugal cuyo índice el PSI 20 cae al cierre un 2,17%.

Los valores que más han subido son Banco Popular, en el caso de la entidad, sus acciones han ampliado su rebote y han cerrado con una subida del 7,30% y Gamesa (1,37%), en el otro lado de la moneda están los valores que más caen que este miércoles son Sacyr (4,76%) e IAG (3,56%).

Las bolsas europeas han registrado este primer día de junio descensos generalizados. Así, el Dax alemán ha caído un 0,70%; el Cac francés un 0,75% y FTSE un 0,74% .Estas caídas vuelven a estar provocadas en su mayor parte por el mal comportamiento de la banca.

Los inversores están a la espera de las nuevas señales que dará el Banco Central Europeo (BCE) en su reunión de este jueves en la que según los analistas se espera que mantengan sin cambios su política monetaria después de que este miércoles haya empezado el programa de compra de bonos de deuda corporativa, que tiene como objetivo estimular la economía. También estarán pendientes de la decisión que tomará la OPEP (los principales países productores del petróleo) sobre la producción de crudo, además de sus previsiones.

Por lo que respecta a EEUU, a la hora del cierre de los mercados europeos, los principales índices de la Bolsa de Nueva York han reducido pérdidas en una jornada en la que vuelve a aumentar la preocupación por la salud de la economía china tras los datos macro publicados, y en la que los inversores estarán una vez más pendientes de la Reserva Federal (Fed), que publica el Libro Beige.

BANCO POPULAR

El valor que destaca este miércoles por encima de ninguno es Banco Popular que ha sido uno de los cuatro que ha subido esta jornada bursátil. Concretamente, la entidad ha cerrado con una subida del 7,36 hasta lo 1,59 euros por acción. Este aumento en la cotización ocurre una semana después de la noticia de su ampliación, que no fue muy bien acogida por el mercado en primera instancia.

Además, los derechos, que cotizan hasta el 10 de junio para que los accionistas puedan hacerse con títulos de la ampliación, avanzan un 50% tras dispararse un 40% el día anterior. Según datos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), las posiciones bajistas contra las acciones de Popular se incrementaron desde el 5,510% del capital hasta el 6,18% en las dos primeras semanas de mayo. El regulador exige la notificación de cualquier posición bajista que supere el 0,2% del capital e informa de las que sobrepasen el 0,5%.

En este sentido, antes del 26 de mayo había cuatro posiciones cortas vivas. El valor venía de repuntar un 7,5%, día en el que BlackRock aumentó la posición corta que tenía con Banco Popular al pasar del 0,6% hasta el 0,7% del capital, según las estadísticas de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Después del desplome en bolsa, el mismo viernes los bajistas recogieron beneficios y el agregado de posiciones cortas cayó desde el 6,180% hasta el 6,090%. BlackRock redujo su apuesta contra la acción, que pasa así desde el 0,7% hasta el 0,63%.

LA ECONOMÍA ESPAÑOLA PENDIENTE DE LA INCERTIDUMBRE POLÍTICA

En el plano macroeconómico, la economía sigue pendiente de la incertidumbre política que se ha generado en España por la repetición de elecciones. Este mes de junio, los españoles tienen una cita importante con las urnas para formar gobierno después de más de cinco meses con uno provisional.

Por esta razón, las advertencias sobre España no cesan. Esta vez es la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) que ha alertado de que un "periodo prolongado de incertidumbre política podría pesar sobre el crecimiento económico de España, aunque ha elevado ligeramente sus previsiones de expansión para la economía española hasta el 2,8% en 2016, frente al 2,7% que esperaba el pasado mes de noviembre.

La institución ha revisado una décima al alza su previsión de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) en 2016, desde el 2,7% que esperaba en noviembre, hasta el 2,8% actual, mientras que ha empeorado su pronóstico para 2017 desde el 2,5% al 2,3%. Unas perspectivas más altas de las ofrecidas por el Gobierno español.

Otro dato macroeconómico que hay que tener en cuenta este miércoles es el del sector manufacturero español. El sector parece haber entrado en una fase de estancamiento, que coincide con la incertidumbre política. El aumento de producción, empleo y nuevos pedidos se ha reducido drásticamente a mínimos de siete meses, mientras que los precios de compra aumentaron por primera vez desde agosto del pasado año aunque las empresas siguen reduciendo sus precios cobrados, según el índice de gestión de compras de Markit (PMI) elaborado para España.

El indicador, una de las referencias del mercado para conocer la salud de la industria, se ha situado en 51,8 puntos en mayo, frente a los 53,8 puntos de abril, su nivel más bajo desde octubre de 2015. La estadística implica un incremento de las condiciones del sector cuando supera el nivel de 50 puntos, aunque éste es cada vez más lento.

© Proporcionado por Bolsamanía

ANÁLISIS TÉCNICO

José María Rodríguez, analista técnico, explica que esta caída quiere decir que, aunque por la mínima, ha cerrado (o lo que es lo mismo anulado) el hueco alcista de la sesión de hace justo una semana. "Ni que decir tiene esta es una señal de debilidad que debería preocuparnos si bien es cierto que nuestro selectivo pasa a tener ahora la siguiente zona de soporte en el entorno de los 8.830-8.840 puntos (antes resistencia)", explica el analista.

José María Rodríguez asegura que no le gusta el movimiento de este miércoles "pero me quiero quedar con lo que ha hecho BBVA, valor adelantado del Ibex 35 que en muchos de los casos nos da más información sobre la posible evolución del Ibex 35 que cualquier otro blue chip". Y es que éste, a pesar de las caídas del 2,01%, ha conseguido recuperar posiciones tras rellenar al tick el hueco alcista de los 5,788 euros. "O lo que es lo mismo, si hay alguna posibilidad de que el Ibex 35 consiga enderezar el rumbo después de las importantes caídas de las últimas dos sesiones pasa porque este título consiga respetar este hueco. Cerrarlo sería otra señal de debilidad que debería preocuparnos".

Finalmente, el analista explica que la sesión de este jueves como consecuencia de la reunión del BCE así como de la OPEP se muestra crítica para que el violento giro a la baja de los últimos dos días se quede en una simple corrección/consolidación tras las importantes subidas de la semana pasada o sean el inicio de un nuevo latigazo bajista con objetivo en los mínimos de mayo.

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon