Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Ibex lucha por recuperar los 8.400 puntos, pero la volatilidad manda

Bolsamanía Bolsamanía 04/02/2016 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

Ganancias moderadas para el Ibex, que lucha por recuperar los 8.400 puntos en una jornada aparentemente tranquila pero muy volátil para el selectivo español. Wall Street no encuentra tendencia en la apertura.A nivel económico, el Banco de Inglaterra ha mantenido sin cambios los tipos de interés en Reino Unido, mientras los datos de paro semanal en Estados Unidos se han situado ligeramente por encima de lo esperado.La previsión de la CE es que el déficit español se sitúe en el 3,6% en 2016 y en el 2,6% en 2017Respecto a España, la Comisión Europea prevé que el PIB de España crezca un 2,8% en 2016, frente a su anterior previsión de crecimiento del 2,7%. Para 2017, espera un crecimiento del PIB del 2,5%, frente a la anterior previsión del 2,4%."Los riesgos a la baja para la previsión de crecimiento se derivan principalmente de la incertidumbre que rodea la formación de un nuevo gobierno", ha señalado la CE en un informe recién publicado. Además, en opinión de Bruselas, España necesita tomar medidas adicionales para reducir su déficit al 2,8% en 2016, valoradas en torno a 8.000 millones de euros.La previsión de la CE es que el déficit español se sitúe en el 3,6% en 2016 y en el 2,6% en 2017 y que en 2015 haya sido del 4,8%, frente al compromiso del 4,2%. El objetivo para 2016 se sitúa en el 2,8%. Sobre la inflación, prevé que repunte al 0,1% en 2016 y al 1,5% en 2017.ATENTOS A UN FUERTE REPUNTE DEL PRECIO DEL PETRÓLEOSobre el precio del petróleo, tras cinco años de caídas, el ciclo bajista en el mercado de materias primas parece llegar a su fin y definitivamente esperamos sorpresas al alza que, cuando se materialicen, desencadenarán marcadas recuperaciones en 2016 y en los próximos años. Es la visión de mercado de Geoff Blanning, director de Commodities (materias primas) de la firma Schroders.TRES CATALIZADORES CLAVE PARA SORPRESAS AL ALZAEste dilatado periodo de precios a la baja está sentando las bases para una vuelta al equilibrio entre la oferta y la demanda en diversas materias primasDe cara al futuro, destaca tres catalizadores clave de sorpresas al alza. En primer lugar, el plano geopolítico: siempre ha sido muy relevante para los inversores en materias primas, pero actualmente lo hemos olvidado casi por completo. Es cuestión de tiempo que vuelvan a registrarse nuevas turbulencias en los flujos comerciales vinculados a las materias primas, muy probablemente en el segmento energético o alimentario en Oriente Medio o Rusia. En el trimestre pasado, Turquía se incorporó a la lista de países en conflicto con Rusia, mientras que las presiones sobre los gobernantes de Arabia Saudí siguen intensificándose.En segundo lugar, el dólar estadounidense: aunque las divisas presentan un panorama de difícil pronóstico, el amplio consenso acerca de nuevas ganancias en el dólar parece poco adecuado, incluso imprudente, en especial si observamos las tortuosas deliberaciones de la Reserva Federal acerca de los tipos de interés. Si el dólar cambia de rumbo, las materias primas podrían repuntar.En tercer lugar, el quilibrio oferta-demanda: este dilatado periodo de precios a la baja está sentando las bases para una vuelta al equilibrio entre la oferta y la demanda en diversas materias primas. Las dificultades de las compañías mineras y energéticas se intensificaron en el cuarto trimestre y es probable que el inevitable ajuste de la oferta se amplíe. El gas natural estadounidense, que últimamente ha estado cotizando por debajo del coste de producción incluso de los productores más eficientes, es un claro ejemplo de ello.EL PETRÓLEO PUEDE SUBIR HASTA 60 DÓLARES EN LA SEGUNDA MITAD DE 2016Asumiendo que la demanda mundial seguirá creciendo de forma moderada, es lógico pronosticar una robusta recuperación de precios a medida que avance el añoLas grandes sorpresas en el mercado del crudo en 2015 se centraron en el ámbito de la oferta: en primer lugar, la producción en Estados Unidos y otros países no miembros de la OPEP resistió mucho mejor de lo previsto y, en segundo lugar –y lo que es más importante–, la producción de la OPEP realmente aumentó, con Arabia Saudí e Irak a la cabeza.Con el precio del barril a 31 dólares estadounidenses, es más probable que nunca que la producción estadounidense caiga en picado en 2016 y que comencemos a ver caídas también en muchas otras regiones. La posibilidad de que los productores de la OPEP (principalmente Irán pero es posible que también Libia) aumenten su producción no bastará para compensar las caídas a medio plazo en países no pertenecientes a esta organización. Por tanto, asumiendo que la demanda mundial seguirá creciendo de forma moderada, es lógico pronosticar una robusta recuperación de precios a medida que avance el año.Aunque siguen existiendo nuevos riesgos de caídas a corto plazo, parece inevitable que se produzca una sólida recuperación hacia los 60 dólaresEl problema del petróleo se mantendrá a corto plazo. La última y desastrosa reunión de la OPEP –que confirmó que la producción se regirá por “la ley de la selva” (sin cuotas ni objetivo general)– apunta a la posibilidad de un aumento de la producción de la OPEP en el primer trimestre de 2016. Por tanto, el cambio favorable en el equilibrio entre la oferta y la demanda que prevemos para 2016 podría retrasarse. Así, aunque siguen existiendo nuevos riesgos de caídas a corto plazo, parece inevitable que se produzca en algún momento una sólida recuperación hacia el umbral de los 60 dólares estadounidenses por barril (es decir, un incremento del 70%) una vez que la oferta toque techo."El carácter benigno de la climatología dio al traste con cualquier posibilidad de una subida del precio del gas natural en Estados Unidos en los últimos meses. Sin embargo, se está fraguando una clara escasez de gas a medio plazo (en un plazo de uno a dos años): un panorama alcista reforzado por la reciente caída de precios. Prevemos un mercado caracterizado por una acuciante escasez de oferta de cara a finales de 2016, que propiciará alzas en los precios del 30 al 40% a 12 meses. El gas en la Unión Europea también podría beneficiarse de las tensiones renovadas entre Rusia y Ucrania", concluye este experto.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon