Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Ibex pulveriza los 10.500, escala hasta los 10.700 y marca nuevos máximos anuales tras la victoria de Macron

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 24/04/2017 Nieves Amigo

Pocas veces se han cumplido las predicciones de forma tan clara como lo han hecho en la primera vuelta de las elecciones francesas. Emmanuel Macron, el candidato de centro-izquierda liberal, se ha impuesto a Marine Le Pen, la candidata del partido de extrema derecha, pero con una escasa ventaja: 23,75% frente al 21,53%, respectivamente. Esto es lo que vaticinaban las encuestas, sobre todo a medida que se acercaba la fecha del 23 de abril, y esto es lo que esperaba el mercado.

© Proporcionado por Bolsamanía

Tras este triunfo de Macron en primera vuelta, las bolsas han reaccionado con fuertes subidas (el Cac, +4%, registra su mayor alza desde 2012. El Dax, +5%, acaricia los máximos históricos). El Ibex suma ahora un 3,2% arriba (su mayor alza desde el 29 de junio de 2016), con todos los bancos disparados. Tras pulverizar la resistencia técnica de los 10.500, y marcar un nuevo máximo anual en los 10.746, ahora no tiene freno hasta los 11.000.

Buenas noticias, por tanto, tras el triunfo de Macron, pero todavía no se ha "anulado" del todo la amenaza Le Pen... aunque casi. François Fillon (19,91% de los apoyos) ha pedido el voto para Macron el próximo 7 de mayo, cuando tendrá lugar la segunda vuelta de las elecciones francesas y, si también se cumplen las encuestas entonces, el candidato de centro se impondría a Le Pen con, aproximadamente, el 60% de los votos. Hay quien cree, eso sí, que los que han votado el otro extremo (Jean-Luc Mélenchon, 19,6%) se podrían decantar por votar a Le Pen, con quien coincide en determinadas ideas (como sus planteamientos 'antieuropeistas')... pero, en principio, la situación en Francia parece que ha dejado de ser una amenaza.

"Creemos que este escenario (triunfo de Macron en primera vuelta) sería un evento favorable al riesgo inmediato, ya que los inversores volverán a centrarse en los fundamentales, que están mejorando en la zona euro en general y también en Francia. De hecho, el sector de la construcción se está recuperando, el clima empresarial está por encima de la media desde 2007, el crecimiento del crédito es fuerte y el desempleo está cayendo", señala Nicolas Chaput, Global CEO & Co-CIO de Oddo Meriten AM, y añade: "En este supuesto, preferimos la renta variable y, dentro de ella, las compañías que puedan beneficiarse de una sorpresa positiva en el crecimiento de la zona euro, es decir, las compañías de pequeña y mediana capitalización".

En el mercado de divisas, el euro, aunque cotiza lejos de los máximos vistos durante la sesión asiática, en 1,09334, sigue subiendo con ganas (1,0871. +1,35%).

Con la reacción de las bolsas al resultado de los comicios galos empieza una semana que vendrá cargada de referencias. Mario Draghi, a buen seguro, se verá en la tesitura de tener que pronunciarse sobre el resultado en Francia en la rueda de prensa posterior a la reunión sobre política del Banco Central Europeo (BCE) que se celebra este jueves (no se esperan cambios en las medidas del organismo). Además, el sábado se reúne el Consejo Europeo (CE) en un encuentro extraordinario para marcar las 'líneas rojas' de la negociación del Brexit con Reino Unido. En el plano micro, arrancan los resultados empresariales en España de la mano delos bancos a partir del miércoles, cuando publica Banco Santander. El jueves conoceremos las cuentas de BBVA y Bankinter y el viernes las de Sabadell, CaixaBank y Bankia. Popular presentará sus cifras del primer trimestre el próximo 5 de mayo.

En cuanto a referencias de hoy lunes, el sentimiento empresarial alemán se aceleró en abril y superó los pronósticos en una señal de que la mayor economía de Europa "está creciendo fuertemente", según dijo este lunes el instituto IFO alemán. Su índice de clima de negocios subió a 112,9 puntos desde 112,4 puntos en marzo. Esto marca el nivel más alto desde julio de 2011, cuando el índice se situó en 113,0. Los economistas encuestados por The Wall Street Journal habían pronosticado un resultado estable.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon