Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Ibex rompe la racha bajista animado por el Banco de Inglaterra: sube un 1,5%

Bolsamanía Bolsamanía 05/08/2016
© Proporcionado por Bolsamanía

El selectivo español ha logrado acabar con la racha de caídas que ha experimentado los últimos días animado por la decisión del Banco de Inglaterra (BoE por sus siglas en inglés) que, esta vez sí, ha bajado los tipos de interés. El Ibex 35 ha logrado su primera subida del mes de agosto, del 1,48% hasta los 8.385 puntos, y el resto de bolsas europeas también han finalizado el día en el terreno de las ganancias.

Destaca entre los parqués del Viejo Continente el rebote que ha experimentado el FTSE 100, el índice de referencia de la bolsa de Londres. Antes de conocerse la decisión del organismo que preside Mark Carney cotizaba con ligeras alzas, pero tras la esperada bajada de tipos desde el 0,50%, nivel en el que se mantenían desde 2009, hasta el 0,25% ha empezado a subir con fuerza y finalmente ha acabado con un avance del 1,59%.

El Banco de Inglaterra no sólo ha rebajado los tipos de interés, sino que además ha adoptado otras decisiones que muchos expertos han calificado de históricas. Y es que ha aprobado un paquete de estímulos monetarios que ha sido muy bien recibido por el mercado. En concreto, ha elevado su programa de compra de activos hasta 435.000 millones de libras desde los 375.000 millones de libras anteriores, y además ha anunciado que a partir de ahora comprará bonos corporativos por valor de 10.000 millones de libras. También pondrá en marcha un nuevo Term Funding Scheme (Esquema de Financiación) para “reforzar la transmisión del recorte de tipos” a la economía real.

Todas estas decisiones se han adoptado ante las dudas que existen en torno a las consecuencias que tendrá la salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE). Los analistas esperaban que el BoE recortase los tipos en su reunión del pasado mes de julio para contener el empeoramiento de la economía británica que se viene vaticinando desde el pasado 23 de junio, cuando se celebró el referéndum, aunque sorprendentemente no lo hizo. Ahora sí que ha decidido actuar.

“Tras el voto de Reino Unido para abandonar la Unión Europea, el tipo de cambio ha bajado y la previsión para el crecimiento a corto y medio plazo se ha deteriorado de manera importante. La caída de la libra impulsará la inflación a medio plazo hacia el objetivo del 2% y probablemente le haga superar ese objetivo, antes de que desaparezca el efecto del tipo de cambio”, ha explicado el BoE en su comunicado.

Según ha dicho Peter Boockvar, analista jefe de mercado del Grupo Lindsey, en una nota dirigida a clientes de la que se hace eco CNBC, la rebaja de los tipos de interés y el resto de estímulos que ha aprobado el BoE demuestra en pocas palabras que “el Banco de Inglaterra está cayendo en la misma trampa que la Reserva Federal, el Banco de Japón y el Banco Central Europeo (BCE) con la esperanza de ver un resultado diferente”.

Un punto de vista que no comparte Craig Erlam, analista senior de mercados de Oanda, que ha dicho que el Banco de Inglaterra ha sido “uno de los únicos bancos centrales en anunciar un paquete de estímulo que parece, al menos por ahora, ha superado las expectativas del mercado y parece satisfacer a los inversores, algo en lo que otros bancos centrales han fallado este año”.

Y nada más conocer la decisión del BoE la libra se ha depreciado con fuerza. En el momento del cierre de los mercados en Europa se devaluaba un 1,25% contra el euro hasta los 0,84736 y un 1,37% contra el dólar hasta el nivel de los 1,31369. “Había una necesidad clara para el Banco de Inglaterra de pasar a la acción y las medidas adoptadas ayudarán a reducir los costes de endeudamiento, estimular más préstamos, apuntalar la confianza y por supuesto empujar la libra más abajo en beneficio de los exportadores”, ha dicho Chris Williamson, economista jefe de Markit.

A LA ESPERA DEL INFORME DE EMPLEO DE EEUU

En el plano macroeconómico, las referencias han sido más bien escasas. Lo único destacable ha sido la subasta de deuda en España y los datos de peticiones semanales de desempleo en EEUU. Estas últimas han subido en 3.000 hasta las 269.000, elevándose así hasta el nivel más alto registrado desde finales de junio. No obstante, según recoge Marketwatch, pese al aumento el número total de solicitudes se mantienen muy por debajo del pico de 277.000 que marcaron a mediados del mes de junio. Los analistas esperaban un total de de 263.000 peticiones en la semana que se extiende del 24 de julio al 30 de julio. Estos datos se conocen un día antes de que el Departamento de Trabajo de EEUU dé a conocer los datos del paro del mes de julio. El consenso espera la creación de 180.000 empleos y que la tasa de paro se mantenga en el 4,9%.

Por su parte, el Tesoro español ha inaugurado las emisiones previstas para el mes de agosto en un momento en el que la prima de riesgo ha bajado hasta el entorno de los 110 puntos básicos y la rentabilidad del bono a diez años está cerca del mínimo histórico del 1% por primera vez. Pese a ello, ha colocado 3.040 millones de euros, lejos de sus máximos previstos de 3.750 millones.

© Proporcionado por Bolsamanía

OHL ACABA EN TABLAS

En el plano empresarial, este jueves merece especial mención OHL. La compañía, que en los últimos días había acumulado una caída del 42,36%, ha cerrado en el Mercado Continuo en tablas, con una leve subida del 0,05%, hasta los 2,11 euros tras haber llegado a avanzar más de un 6% en la apertura.

La mala racha de las acciones de la constructora en los últimos días se ha producido como consecuencia de los resultados que presentó el pasado viernes. OHL reportó una reducción de su beneficio del 94,3% en el primer semestre hasta los 3 millones de euros. Y por si eso fuera poco Moody's rebajó este miércoles un escalón, desde 'B2' hasta 'B3', la calificación que tenía asignada a la empresa.

También hay que destacar la subida que ha experimentado el sector bancario en el Ibex. El mejor de todos ha sido CaixaBank, con un rebote del 3,50% hasta los 2,18 euros, seguido por Banco Santander, que ha subido un 2,78% hasta los 3,59 euros. Bankinter (2,69%), BBVA (2,54%) y Popular (2,24%) también han experimentado fuertes avances.

ANÁLISIS TÉCNICO

“A pesar de las subidas de este jueves en el Ibex 35 todo sigue igual”, ha dicho José María Rodríguez, analista técnico de Bolsamanía. Según el experto, “apostábamos por un rebote hacia los 8.400 puntos (50% del cuerpo real de la vela correctiva de este martes) y el máximo lo hemos marcado en los 8.424 puntos”, y “no descartamos que este rebote tenga continuidad a lo largo de los próximos días”. Sin embargo, en su opinión, “hasta que no seamos capaces de saltar y confirmar por encima de los 8.912 puntos (máximos de la sesión prebrexit) todo movimiento alcista en nuestro selectivo formará parte de un simple rebote dentro de una tendencia bajista, impecable, de medio plazo”.

De hecho, ha explicado, en el gráfico diario adjunto “podemos ver cómo los precios siguen cotizando por debajo de la directriz bajista del último año y cada vez que la ha tocado se nos ha girado con violencia a la baja”. “Seguimos a la espera de que el sector de los bancos europeos (SX7E) sea capaz de subir con fuerza y nos dibuje algún tipo de figura de vuelta que nos invite a apostar por un movimiento al alza sostenido”, pero “por el momento tenemos lo que tenemos que no es otra cosa que un simple rebote sin implicaciones de fortaleza de ningún tipo”.

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon