Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Ibex se enfrenta a una jornada de volumen y volatilidad

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 17/03/2017 Nieves Amigo

Primera 'cuádruple hora bruja' del año. El colofón perfecto para una semana intensísima en la que el jueves -cómo ocurrió la semana pasada con Mario Draghi y el Banco Central Europeo (BCE)- ha vuelto a ser el día clave. Ayer el Ibex terminó en los 10.168 puntos, con una subida del 1,85%, y superó la primera resistencia inmediata que tenía en los 10.090 puntos. Ahora, tiene el siguiente freno en los 10.450 y, por encima de este nivel, en los 10.600 puntos. De momento, el índice ha arrancado el día con caídas del 0,15%, en los 10.155 puntos.

© Proporcionado por Bolsamanía

El índice irá sorteando obstáculos a medida que avanza hacia su objetivo teórico, que serían los 11.500 puntos, según la figura técnica que dibujó, precisamente, tras las palabras de Mario Draghi. Los bancos están fuertes, y también el resto de grandes valores del selectivo, tras los movimientos de los organismos centrales (BCE y Reserva Federal) hacia la normalización de la política monetaria. De momento, están impulsando claramente a los mercados.

Respecto a la 'cuádruple hora bruja', ya saben que trae consigo más movimiento en los mercados por el 'rolo' de las posiciones abiertas hacia el siguiente vencimiento. Vencen las opciones y futuros sobre índices y acciones tanto en Europa como al otro lado del Atlántico, y esto suele traducirse en fuerte volatilidad y en un mayor volumen de contratación. La clave estará en ver si esa mayor volatilidad se traduce en subidas en los índices que pondrían la guinda a una semana de alzas y que vendrían acompañadas de ese mayor volumen, lo cual las reforzaría.

Por lo demás, en el ámbito político-económico, es noticia la reunión de este viernes entre la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Merkel viaja a Estados Unidos con un afán conciliador después de las fuertes críticas que ha recibido por parte de Trump relacionadas a su política inmigratoria, y de las palabras del presidente del Estados Unidos poniendo en duda el proyecto europeo y acusando a Alemania de manipular el euro para aprovecharse a la hora de negociar con sus socios extranjeros. Mientra tanto, en Alemania, los ministros de Finanzas y los gobernadores de bancos centrales se reunirán en el encuentro del G-20.

Por último, en Reino Unido, miembros del Partido Conservador participarán en el Foro de Primavera del partido, donde la primera ministra, Theresa May, dará un discurso. Esto, en la semana en la que se ha estado especulando con la inminente activación del Brexit, que parece que finalmente tendrá lugar a finales de mes.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon