Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Ibex se hunde un 2,39% y pierde los 8.000 puntos: las bolsas europeas, en mínimos de 2013

Bolsamanía Bolsamanía 10/02/2016 Óscar Giménez
© Bloomberg

Las bolsas extienden sus pérdidas y vuelven a protagonizar una nueva ola de ventas. Los inversores optan por salir de la renta variable y este martes, ni siquiera optan por apostar por activos refugio ante los temores a un frenazo de la economía global. El Ibex vuelve a ser uno de los índices más perjudicados en Europa, y pierde los 8.000 puntos por primera vez desde el 22 de julio de 2013 en una sesión en la que las constructoras y los bancos se llevan la peor parte.

En concreto, el selectivo de la Bolsa de Madrid se deja un 2,39% hasta los 7.927,6, en una jornada en la que ha marcado un mínimo en los 7.862 puntos. Las bolsas europeas, por su parte, ceden un 1,5% de media hasta terminar en niveles no vistos desde septiembre de 2013, y las periféricas son las más castigadas.

El pánico vendedor en Europa no se traslada a Wall Street, donde los principales índices cotizan planos al cierre de los parqués del viejo continente, ni provoca compras de los considerados activos refugio. De hecho, el oro cae un 0,4% hasta 1.192 dólares por onza y las ventas del bono alemán elevan su rentabilidad hasta el 0,242% después de tocar este lunes su rendimiento más bajo desde abril. Esto provoca que la prima de riesgo suba un 0,13% hasta 153,7 puntos.

¿QUÉ ESTÁ PASANDO EN LAS BOLSAS?

Las dudas en torno al crecimiento global siguen empujando a los inversores a tener un sentimiento bajista en la renta variable. “El estado de ánimo es claramente negativo. Lo que se necesita es un mensaje fuerte y claro desde los bancos centrales”, opina el analista Carlo Albeto De Casa, de ActivTrades, en Reuters. El propio presidente del Bundesbank alemán, Jens Weidmann, ha reconocido que “las perspectivas económicas son 'más oscuras' que hace unas semanas”.

Los analistas de Bankinter explican que estas severas caídas podrían afectar a la confianza de empresas y familias, “lo cual retrae la inversión empresarial, reduce el crecimiento y la creación de empleo y obliga a revisar a la baja todo el contexto”. Un “círculo vicioso que se retroalimenta”, advierten.

Además, sostienen que podríamos pasar de “un ciclo expansivo a estancamiento y con los bancos centrales ya incapaces de reconducir la situación debido al agotamiento, por empleo abusivo, de la política monetaria”.

© Proporcionado por Bolsamanía

En medio de esta incertidumbre económica y ante lo que los bancos centrales pueden o no hacer, el mercado estará muy pendiente este miércoles de un discurso de Janet Yellen, presidenta de la Reserva Federal (Fed), que hablará ante el Congreso. Luke Bartholomew, gestor de Aberdeen AM, sostiene que “la economía progresa en gran medida como la Fed esperaba”, pero añade que “los mercados tienen la costumbre de crear profecías autocumplidas. Las grandes pñas de ventas pueden herir a la economía, lo que crea a su vez las condiciones que justifican dichas olas de ventas”.

A todo este cóctel de dudas con la economía en España se suma la política. Lo último que han sabido los inversores es que Mariano Rajoy, líder del PP, y Pedro Sánchez, líder del PSOE y candidato a intentar la investidura, se reunirán este viernes en el Congreso, aunque no se espera ningún tipo de acuerdo. Asimismo, ha trascendido una escalada de tensión entre el PP y la Casa Real y han surgido las especulaciones de que Rajoy pudo querer convocar nuevas elecciones.

LA BANCA LIDERA LAS CAÍDAS

La banca vuelve a ser el sector más perjudicado en esta ola de ventas. A nivel europeo, el índice sectorial Euro Stoxx Banks se deja un 4,1% en la sesión y un 29% en el acumulado del año. En España, el Ibex 35 Bancos, que incluye a las entidades financieras que están en el selectivo, se desploma un 3,94%, con pérdidas destacadas para Sabadell (-5,88%), BBVA (-4,67%), Popular (-4,48%) y Santander (-3,87%).

Las dudas en torno a la solvencia de los bancos italianos es otro frente abierto para los inversores. El Gobierno italiano y Bruselas pactaron el mes pasado crear un mecanismo que ayude a reducir los créditos morosos que acumula la banca, que según la agencia de rating Fitch ascienden a 200.000 millones de euros. Pero esto no ha disipado la presión sobre las entidades financieras a nivel europeo. Un ejemplo de ello es Deutsche Bank, que retrocede un 4,27% en la jornada posterior a dejarse un 9,5%.

Además, en Grecia vuelven los peores presagios en torno al programa de rescate y la posibilidad de que se incumplan los términos. Esto contribuye a que aumente el miedo de los acreedores a que empresas, entidades públicas y países no cumplan con el pago de sus deudas, hasta el punto de que los seguros de riesgo ante el impago, los denominados CDS (credit defalult swaps) han aumentado hasta sus niveles más altos de los últimos tres años.

Más allá del sector financiero, ArcelorMittal lidera las caídas al hundirse un 10,39%. El fabricante de acero cotiza en 'caída libre' en términos del análisis técnico al marcar nuevo mínimo histórico. Tampoco hay que obviar las pérdidas en el sector de las constructoras, cuyo índice retrocede un 2,31%, y con Sacyr dejándose un 5,88%.

En el lado positivo destaca Gamesa, que se dispara un 5,55% después de que su competidor danés Vestas haya sorprendido positivamente con sus resultados del pasado año y haya llegado a dispararse un 10% en Copenhague. Gamesa se halla en conversaciones para una posible compra por parte de Siemens.

Asimismo, FCC se anota un 4,57% impulsada por el anuncio de ampliación de capital de 700 millones de euros con la que Carlos Slim, principal accionista actualmente, podría lanzar una OPA para controlar el grupo.

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon