Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El IPC de Reino Unido sube menos de lo esperado en octubre

Bolsamanía Bolsamanía 15/11/2016 Bolsamanía
© Proporcionado por Bolsamanía

Los precios en Reino Unido subieron menos de lo esperado en el mes de octubre, según los últimos datos publicados. El Índice de Precios al Consumo (IPC) del mes pasado aumentó un 0,1%, por debajo del aumento del 0,2% registrado en septiembre y de la previsión del 0,3% anticipada por los expertos.

En tasa interanual, que mide la evolución de los precios durante los últimos doce meses, la subida ha sido del 0,9%, por debajo del 1% anterior y del 1,1% pronosticado por el consenso. Por su parte, la tasa de inflación subyacente, que excluye la evolución del precio de alimentos y energía, se situó en tasa interanual en el 1,2%, por debajo del 1,5% previsto y del 1,5% de septiembre.

Estos datos dan un pequeño respiro a la economía británica, ya que la subida de la inflación es una de las consecuencias previstas por el mercado tras el Brexit, la salida del país de la Unión Europea. En septiembre, los precios repuntaron cuatro décimas, hasta el 1% en tasa interanual, lo que supuso la lectura más alta de este indicador desde noviembre de 2014, según informó la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS). El IPC de junio fue del 0,5%.

En cualquier caso, Chris Williamson, economista jefe de IHS Markit, comenta que "la inflación subió menos de lo esperado en octubre, pero parece que seguirá subiendo en los próximos meses, ya que el aumento de los costes se trasladará a los consumidores". Este experto destaca el gran aumento en los costes de producción que han registrado las empresa británicas en octubre, que a su vez será trasladado en los próximos meses a las empresas minoristas.

"Es sólo cuestión de tiempo que las minoristas trasladen ese aumento de los costes a los consumidores para proteger sus márgenes", señala Williamson. Al mismo tiempo, la subida de los precios recortará el poder de compra de los consumidores y también su confianza, lo que a su vez provocará menor consumo y terminará afectando al crecimiento económico.

Su previsión es que la inflación repunte hasta el 3% en Reino Unido durante 2017 y llegue hasta un pico del 3,5% en 2018. Ademas, espera que el Banco de Inglaterra mantenga una postura vigilante sobre la inflación, aunque su estimación es que si se producen subidas de tipos de interés, serán muy graduales.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon