Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El IPC interanual se dispara nueve décimas en diciembre por la subida de la gasolina

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 13/01/2017 Bolsamanía

La tasa anual del Índice de Precios de Consumo (IPC) general en diciembre se sitúa nueve décimas por encima de la registrada el mes precedente, hasta el 1,6%, lo que supone la cuarta tasa positiva consecutiva y su nivel más alto desde julio de 2013 cuando alcanzó el 1,8%, según los datos publicados este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE). El índice se ha incrementado un 0,6% en términos mensuales.

La tasa definitiva de IPC de diciembre es una décima superior a la estimada inicialmente (1,5%), confirmándose de este modo la subida que dieron los precios en el último mes del año, como consecuencia del encarecimiento de las gasolinas, de la electricidad, del gasóleo para calefacción, del gas, de los viajes organizados y de algunos alimentos, como las legumbres y las hortalizas.

El índice finalizó 2016 por encima del incremento salarial pactado en convenio (1,06%) y del aumento que experimentaron las pensiones (0,25%), con las consiguientes pérdidas de poder adquisitivo.

El IPC interanual arrancó el ejercicio pasado en tasas negativas, marcando una tasa del -0,3% en enero. Durante ocho meses registró tasas negativas hasta que en septiembre volvió a terreno positivo, con una tasa del 0,2%. En el último trimestre del año pasado el IPC creció 1,4 puntos, volviendo al finalizar 2016 a niveles de 2013, más acordes con la evolución habitual de los precios en la economía española.

En diciembre, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) elevó nueve décimas su tasa interanual, hasta el 1,4%, al tiempo que la variación mensual se situó en el 0,5%.

© Proporcionado por Bolsamanía

SUBIDA RESPECTO A NOVIEMBRE

En términos mensuales, el IPC subió un 0,6% en diciembre respecto al mes anterior, su mayor repunte en este mes desde diciembre de 2010, cuando también se incrementó un 0,6%.

La inflación subyacente, que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados, aumentó dos décimas en diciembre, hasta el 1%, seis décimas por debajo de la tasa general del IPC.

AUMENTA EL PRECIO DE LA GASOLINA

El fuerte repunte del IPC interanual en diciembre se debe a varias factores, entre ellos la subida los precios de la gasolina y de la electricidad. En concreto, el grupo de transporte elevó más de tres puntos su tasa interanual en diciembre, hasta el 4,7%, por el encarecimiento de los carburantes.

El grupo de vivienda incrementó más de un punto su tasa interanual, hasta el 0,8%, por el repunte de los precios de la electricidad, mayor que el registrado en 2015, y, en menor medida, por el de los precios del gasóleo para calefacción y el gas.

Asimismo, el grupo de ocio y cultura elevó más de dos puntos su variación interanual, hasta el 0,5%, por el encarecimiento de los viajes organizados, mientras que la tasa interanual de los alimentos y bebidas no alcohólicas creció cuatro décimas, hasta el 0,8%, por el mayor coste de las legumbres y hortalizas frescas y el menor descenso de los precios de las frutas frescas respecto al experimentado en diciembre de 2015.

En términos mensuales (diciembre de 2016 sobre noviembre del mismo año), el IPC subió un 0,6%, su mayor repunte en este mes desde diciembre de 2010. Este incremento mensual de los precios, que no pudo ser compensado por el efecto rebajas en el vestido y calzado, se debe al encarecimiento de los los carburantes, los viajes organizados, la luz y algunos alimentos, entre otros factores.

REACCIONES

La Unión Sindical Obrera (USO) ha pedido un aumento de los salarios por encima del IPC interanual para que no se pierda poder adquisitivo y "frenar el continuo empobrecimiento" de los trabajadores. "El dato del IPC conocido hoy viene a confirmar que la propuesta salarial de la patronal CEOE para 2017 (de hasta el 1,5% y un 0,5 adicional condicionado al aumento de productividad y descenso del absentismo laboral) es totalmente insuficiente, porque lejos de mejorar las condiciones salariales continua perpetuando la pérdida de poder adquisitivo y la pobreza de los trabajadores", considera Joaquín Pérez, secretario de Comunicación y Formación de USO.

En la misma línea, UGT ha señalado que los datos de IPC reafirman la necesidad de aumentar los salarios entre un 1,8% y un 3% en 2017 con el fin de que los trabajadores no pierdan poder adquisitivo. "Con estos datos, y con una previsión de inflación para 2017 de entre el 1,1% y el 1,7%, plantear aumentos salariales desde el 0% hasta el 1,5%, como hacen CEOE y Cepyme, resulta insuficiente e indignante, ya que supone que los trabajadores perderán poder de compra y se hundirán aún más en la pobreza", subraya UGT.

No obstante, la secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Irene Garrido, ha negado este viernes que salarios y pensiones hayan perdido poder adquisitivo en 2016, pues aunque la inflación interanual acabó el año en el 1,6%, la tasa media se situó en valores negativos (-0,2%).

Por su parte, la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) ha asegurado que la subida tan rápida del IPC supondrá un incremento de los costes "muy acelerado" para muchos autónomos, incluso del aumento de la facturación, por lo que se trata de un "castigo" para este colectivo. "Hemos pasado de tasas negativas hasta el mes de septiembre a la mayor tasa desde julio de 2013, cuando el IPC se situó en el 1,8%", apuntó Amor, quien mostró su preocupación por los niveles y la rapidez con la que están subiendo los precios.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon