Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El 'juego paciente' de Rajoy para ganar las elecciones, según Financial Times

Bolsamanía Bolsamanía 15/12/2015 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

Faltan pocos días para las elecciones generales y, aunque todavía no hay nada decidido, las encuestas que se han publicado a lo largo de este 2015 han favorecido al PP para renovar al frente del Gobierno. Así lo ve Financial Times, que ha analizado cómo Rajoy, a quien ve como un político discreto, puede hacerse con la presidencia por cuatro años más. El medio británico retrata a Rajoy como alguien poco destacable. “No era especialmente popular. Tenía una gran memoria pero era tímido e intentaba mantenerse al margen de las confrontaciones y las decisiones difíciles”, explica a FT José Rivas Fontán, que fue alcalde de Pontevedra cuando Rajoy era presidente de la Diputación. “¿Pensaba la gente que podría ser presidente algún día? Nadie”, añade.Rajoy es el presidente peor valorado de la democracia y también fue el líder de la oposición peor valoradoAsimismo, recuerda que es el presidente peor valorado de la democracia: sólo tres de cada diez españoles aprueban al jefe del Ejecutivo y sólo uno de cada diez cree que es el mejor entre las opciones posibles. Y antes fue el líder de la oposición peor valorado. Sin embargo, el medio recuerda que Rajoy tiene muchas posibilidades de ser reelegido para un segundo mandato, ya que las encuestas publicadas hasta el lunes situaban al PP como la primera fuerza política.“Dado el desastre económico y político que ha atravesado España y el ejemplo de otros países golpeados por la crisis en Europa, aún sería un logro imponente”, señala FT. “En un momento en que las fuerzas extremistas y populistas están ganando apoyo en el continente, una victoria de Rajoy sugeriría que millones de votantes todavía tienen fe en el viejo orden político”, indica.El medio británico reconoce que es difícil explicar el ascenso de Rajoy al poder: “Cuando fue elegido para liderar su partido, hace once años, no era el candidato más experimentado o el más popular o el más carismático. Cuando luchó por sus primeras elecciones generales en 2004, fue derrotado. Cuando intentó ser presidente por segunda vez, cuatro años después, volvió a perder”.FT cita a Pedro J. Ramírez, director y fundador de El Español, al que presenta como uno de los principales críticos con la figura del presidente del Gobierno. “El que prospera en la política española no es el más brillante o el que mejor habla o el más inteligente o el que tiene la mejor visión o el más guapo. El que prospera en la política española es el más dócil”, explica el periodista."La imagen de Rajoy como un político de segunda fila que simplemente esperaba tener suerte es muy compartida en España, incluido en la derecha"LA ESTRATEGIA DE RAJOY“La imagen de Rajoy como un político de segunda fila que simplemente esperaba tener suerte es muy compartida en España, incluido en la derecha”, afirma FT. Sin embargo, cree que ha habido algo más que suerte en su llegada a la Presidencia, ya que en los momentos cruciales se ha mostrado como “un político hábil y determinado”, dispuesto a saltar sobre los errores de los rivales y “suficientemente paciente para esperar a que la corriente política y económica se volviera a su favor”.Como ejemplo de esta paciencia señala que, en vez de explicar a los votantes las reformas y recortes de su Gobierno optó por esperar y contar con el hecho de que la economía se recuperaría. “Es firme en sus decisiones”, señala Álvaro Nadal, director de la Oficina Económica de la Moncloa. “Ha tomado algunas de las decisiones más difíciles de cualquier presidente en la democracia. Una vez está convencido de una decisión, se pega a ella”, explica Nadal.Según Financial Times, la receta de Rajoy en su carrera política ha sido una combinación de suerte, paciencia, determinación, pragmatismo y crueldad. “En más de una ocasión, se las ha arreglado para librarse de posibles rivales poniéndolos en posiciones elevadas pero incómodas, y esperando a que cayeran”, explica el rotativo, que pone como ejemplo a Alberto Ruiz-Gallardón, que dimitió y se retiró de la política el verano pasado tras el fracaso de su polémica reforma de la ley del aborto.“Todos sus rivales están políticamente muertos. Ni uno solo ha sobrevivido”, explica un empresario en declaraciones al medio. “Y ninguno de ellos fue un disparo de frente. Todos tenían su café envenenado”.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon