Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El juez admite a trámite el acuerdo de refinanciación de Abengoa suscrito hace un año

Bolsamanía Bolsamanía 02/11/2016 Bolsamanía

El Juzgado de lo Mercantil nº 2 de Sevilla ha admitido a trámite la solicitud de bancos, entidades y sociedades que solicitan la homologación del acuerdo de refinanciación de Abengoa, suscrito el pasado mes de noviembre y adoptado por más del 51% de sus respectivos acreedores de pasivos financieros, según Europa Press.

Con esta providencia, el magistrado Pedro Márquez, encargado del juzgado, declara la paralización de las ejecuciones singulares que se siguieran contra el patrimonio de cada una de las sociedades deudoras expresadas, lo que implica la imposibilidad de iniciar tales ejecuciones hasta que se resuelva definitivamente la homologación.

© Proporcionado por Bolsamanía

En concreto, la homologación se producirá cuando se dicte auto denegatorio de la misma, cuando haya precluído el plazo para la presentación de impugnaciones frente a la homologación acordada, o cuando se dicte sentencia en el seno del incidente de impugnación.

En la providencia se hace constar que, entre los cuatro efectos cuya extensión se pretende, el primero es fijar el porcentaje concreto de la quita respecto de todo el importe de deuda afectada definida por el acuerdo de refinanciación.

El segundo de los efectos se refiere a que del porcentaje restante, su fecha de vencimiento será de diez años, de modo que la deuda se abonará mediante un único pago en el día en que transcurran diez años desde la fecha de cierre de la reestructuración o desde la fecha de efectos de la homologación judicial.

Asimismo, el tercero es una quita de los intereses ordinarios o de demora, de modo tal que durante el periodo de espera la deuda afectada no devengue intereses de ningún tipo.

Por su parte, el cuarto trata del mantenimiento de los instrumentos de deuda en cuestión frente a los mismos deudores, aunque entendiéndose automáticamente modificadas todas aquellas previsiones contractuales que pudiesen dar lugar a una obligación de pago del deudor (distinta del pago tras la espera de 10 años) o a la terminación anticipada de los instrumentos de deuda en cuestión.

APOYO DEL 86% DE LOS ACREEDORES

La pasada semana, Abengoa presentó en los Juzgados de lo Mercantil de Sevilla la solicitud de homologación del contrato de reestructuración, que recibió el apoyo del 86% de los acreedores financieros a los que se dirigía, superando con ello el objetivo del 75%.

Una vez reciba el visto bueno del juzgado, la compañía de ingeniería y energías renovables esquivará el que habría sido el mayor concurso de acreedores hasta la fecha en España.

Al contar con el apoyo suficiente de los acreedores, el plan de reestructuración permitirá a la empresa disponer de una ruta para su futura viabilidad y cerrará el proceso iniciado hace casi un año, en noviembre de 2015, cuando solicitó el preconcurso acuciada por una deuda de casi 9.000 millones de euros.

En abril, la empresa ya logró una prórroga en las negociaciones de siete meses por parte del juzgado de lo mercantil número dos de Sevilla, lo que le permitió ganar tiempo en sus esfuerzos por evitar el concurso.

Los términos de la reestructuración consisten en aplicar a los acreedores una quita del 97% en el valor nominal, manteniéndose el 3% con su vencimiento a 10 años, sin devengo anual de intereses y sin posibilidad de capitalización.

No obstante, los acreedores pueden optar por la alternativa de capitalizar el 70% del nominal del total de la deuda existente a cambio del 40% del accionariado de la nueva Abengoa, de manera que el 30% restante de la deuda se convertirá en un bono o préstamo que tendrá la consideración de senior o júnior en función de si la entidad participa o no en los tramos de dinero nuevo.

Los actuales accionistas verán diluida su participación hasta el 5%, mientras que los inversores que inyecten dinero nuevo se quedarán con el 55% del capital.

El grupo de ingeniería y energías renovables ha convocado para el próximo 22 de noviembre una junta extraordinaria de accionistas, en la que conformará la estructura accionarial, el gobierno y estructura financiera de Abengoa hacia el futuro.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon