Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El juez obliga a Manuela Carmena a modificar el cierre de la Gran Vía

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 07/12/2016 Bolsamanía

Los vehículos de servicios postales, paquetería y de mercancías también pueden pasar por Gran Vía pese a los cortes de tráfico después de que el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 30 de Madrid haya aceptado un recurso presentado por UNO Organización Empresarial de Logística y Transporte SL.

En el auto, de fecha 5 de diciembre, el juez suspende el Decreto de 24 de noviembre de la Delegada del Área de Gobierno, de Medio Ambiente, y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Inés Sabanés, por el que se establecen medidas de restricción del tráfico desde el día 2 de diciembre de 2016 al 8 de enero de 2017 en la Calle Gran Vía, en lo relativo a los vehículos "que presten servicios postales de recogida y/o entrega de paquetes, así como la distribución logística de toda clase de mercancías con origen o destino en uno de los viales" de esta vía.

© Proporcionado por Bolsamanía

El Ayuntamiento tiene tres días para presentar alegaciones sobre el levantamiento, mantenimiento o modificación de la medida cautelar adoptada; pero contra el auto no cabe interponer recurso. Se trata de un auto dictado tras un recurso presentado por UNO Organización Empresarial de Logística y Transporte SL, en el que la organización pide que se deje pasar a este tipo de transportes por la Gran Vía pese a las restricciones de tráfico previstas para estos días.

La Organización alega que las excepciones a las limitaciones y exclusiones del tráfico de vehículos por la Gran Vía no se incluyen la de los vehículos destinados a la distribución y entrega de paquetes postales y abastecimiento de los operadores económicos residentes en el área afectada por la restricción de la circulación, lo que "entraña una vulneración de la normativa reguladora de los servicios postales", así como la Ley de garantía de unidad del mercado.

Además, expone que los operadores económicos y los propios residentes que tengan su domicilio en la calle Gran Vía "verán restringidos sus derechos para ser abastecidos de mercancías o de otros servicios logísticos sin que ni siquiera puedan recibir en sus domicilios las compras que efectúen por internet u otro medio".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon