Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El lamento de Blesa: "No tengo un euro, tengo todo embargado, me hago yo las labores de la casa"

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 29/09/2016 Bolsamanía

En pleno juicio por las tarjetas 'black', el ex presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, asegura estar pasando por una mala racha económica, dice no tener "un euro" y que está actualmente haciendo el las labores del hogar debido a que no puede mantener el servicio debido a que tiene todo embargado.

"No tengo un euro, tengo todo embargado; me hago yo todas las labores de la casa", ha asegurado Blesa a otros de los acusados en el juicio en la Audiencia Nacional, según El Mundo. El ex banquero dice haber pasado de ganar tres millones de euros anuales a tener dichos apuros económicos.

Según estos testigos, Blesa se muestra durante estos días de juicio muy cordial, en contraposición dicen a la arrogancia con la que desempeñaba su trabajo en la entidad madrileña. "Es otra persona. Sencillo como nunca. Nos ha dicho que ahora es un amo de casa, limpia, hace las camas... todo en definitiva", asevera un ex consejero de Caja Madrid, una versión que coincide con la de otro consejero que estaba enfrentado a el en la guerra de Caja Madrid: "Es como si fuera otra persona, ha cambiado para bien", dice.

© Proporcionado por Bolsamanía

Blesa tiene embargados en estos momentos sus bienes hasta que salga la sentencia del juicio, ya que dijo no poder hacer frente a la fianza de 16 millones de euros que se le impuso. El Fiscal Anticorrupción pide para el una pena de seis años de prisión, así como una multa de 12 meses con una cuota diaria de 300 euros e inhabilitación para ejercer la actividad bancaria el tiempo que dure la condena.

BLESA ACUSA A BANKIA DE OBTENER DE FORMA ILEGAL

El juicio por las tarjetas 'black' ha arrancado este lunes y ha sentado en el banquillo de los acusados a 65 exconsejeros y directivos de Caja Madrid y Bankia, entre ellos sus respectivos ex presidentes, Miguel Blesa y Rodrigo Rato, para quienes la Fiscalía Anticorrupción pide penas de entre uno y seis años de cárcel por delitos de apropiación indebida.

Blesa ya ha manifestado durante el juicio que Bankia, personada como acusación particular en el caso de las tarjetas 'black', no obtuvo de forma legal la información relacionada con el uso de las tarjetas opacas por su parte y la del resto de 64 acusados y, por tanto, ha pedido la nulidad de dichas pruebas.

El abogado de Rodrigo Rato, Ignacio Ayala, también hizo alusión a su vez a la violación de la Ley de Protección de Datos en el acceso de la entidad a los extractos de su tarjeta, una vulneración que afecta a sus derechos fundamentales.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon