Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El mercado mira a la OPEP sin terminar de creer que baje el bombeo de crudo

Bolsamanía Bolsamanía 16/11/2016 Nieves Amigo

El petróleo lleva ya muchos meses moviéndose al son de las especulaciones recurrentes sobre lo que hará o no hará la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). La cercanía de la próxima reunión del organismo, que se celebra el 30 de noviembre y que debe ratificar el recorte de producción acordado el pasado 28 de septiembre, trae consigo nuevos rumores y con ellos vuelven los rebotes puntuales pero, sobre todo, continúa la volatilidad en el precio del 'oro negro'.

El crudo subió un 4% este martes en medio de especulaciones sobre la posibilidad de que la OPEP llegue finalmente a un acuerdo para recortar la producción a un rango comprendido entre 32,5 y 33 millones de barriles diarios, tal y como se acordó a finales de verano en un encuentro informal en el marco del XV Foro Internacional de Energía. Sin embargo, desde entonces, los países productores han aumentado la producción hasta alcanzar cifras récord en septiembre con 33,394 millones de barriles diarios, según el informe mensual que publicó el cártel a principios de octubre.

Si finalmente los países llegan a un acuerdo, cabe preguntarse si interesa comprar petróleo o compañías vinculadas con el sector ante la posibilidad de que se vean los precios disparados como ocurrió tras la reunión de septiembre. Los expertos no lo ven nada claro, entre otras cosas, porque dudan de que los países exportadores realmente vayan a cumplir lo que finalmente acuerden. "No creemos que los miembros de la OPEP los vayan a respetar (los acuerdos)", señalan los expertos de Link Securities.

Este es uno de los motivos que llevan a estos analistas a recomendar "ser prudentes" a la hora de "tomar fuertes posiciones en el sector". Habría otras dos razones por los que no conviene 'lanzar las campanas al vuelo' aunque finalmente la OPEP ratifique el acuerdo de recortar la producción. El primero, dicen desde Link, que los recortes no van a alcanzar los niveles necesarios para cerrar la brecha existente entre oferta y demanda. El segundo, que el Gobierno de Donald Trump parece dispuesto a potenciar la producción estadounidense de crudo, teniendo como objetivo alcanzar el autoabastecimiento. "Esto pondrá más petróleo en el mercado en un momento en el que el crecimiento de la demanda es limitado", advierten desde Link Securities.

EL RANGO CON EL QUE 'TOCA TRABAJAR'

El petróleo Brent lleva prácticamente todo el año cotizando dentro del rango de 40-55 dólares mientras que la referencia West Texas hace lo propio prácticamente en el mismo rango (40-52). Parece que las 'las reglas del juego' se han fijado en esos niveles y que, por ahora, se van a respetar. "En el momento que el crudo alcanza niveles de 50 empiezan a funcionar pozos de fracking que se habían parado, con lo cual crece la oferta y la presión a la baja", explica Luis Lorenzo, experto de Dif Broker. Y, a la inversa, cuando el petróleo cae a niveles de 40 dólares "la OPEP saca toda su artillería propagandística para intentar impulsar los precios al alza", apuntan desde Link.

La ruptura de este rango por arriba es, por tanto, muy complicada y mucho más volver a niveles de 100 dólares barril que no se ven desde hace ya más de dos años (octubre de 2014). "Es muy difícil ver esos rallies del crudo por encima de 100. A mediados de octubre se vieron niveles de 52 (máximos del año en el Brent) y luego, apenas dos semanas después, se fue a 42", añade Lorenzo.

La idea de entrar en el petróleo atendiendo a la posibilidad de que suba por un acuerdo de la OPEP a finales de mes no sería, por tanto, la más acertada si se tienen en cuenta todos estos elementos. Eso sí, dentro de los rangos mencionados, sí interesa entrar. "Entrar en caídas en niveles de 35-40", recomienda Lorenzo, y añade: "Si no queremos entrar directamente en el crudo, porque es muy volátil, tenemos los activos indirectos como Repsol, Galp, Total. Por ahí es por donde iría la estrategia porque, apostar a que esto se vaya a 70, no lo creo".

© Proporcionado por Bolsamanía

PARA LOS PRÓXIMOS SEIS MESES...

Daniel Pingarrón, experto de IG Markets, cree que el crudo va a seguir en este rango de 45-55 dólares en los próximos seis meses porque, "aunque se llegue a un acuerdo, esto no va a llevar al petróleo a superar estos niveles". Por ello, también aconseja operar teniendo en cuenta estas referencias. "Si cae por debajo de 45-42 dólares, si se acerca a los 40, en esos precios sí que puede ser interesante comprar petróleo o empresas con exposición. Si se acerca a 60, me saldría", aconseja.

Para Pingarrón, las subidas vistas este martes en el precio del crudo fueron un simple rebote y recuerda que el petróleo lleva una tendencia bajista clara. Desde el 19 de octubre, el Brent ha perdido un 17% hasta los mínimos que tocó el 14 de noviembre debido, expone Pingarrón, a tres motivos. El primero, las dudas sobre la posibilidad de que la OPEP llegue a un acuerdo; el segundo, que la producción del crudo en el mes de octubre se ha ido a máximos históricos; y el tercero, que el dólar se ha revalorizado mucho con el triunfo de Trump, "y al petróleo, que cotiza en dólares, no le conviene que suba".

Lo que sí parece claro es que la 'realidad' del petróleo parece que ha cambiado. Los precios de tres dígitos registrados primero en 2008 y luego entre 2011 y 2014 no parece que vayan a volver pronto entre otras cosas porque los acuerdos que había antes entre los países productores eran más férreos y causaban un mayor impacto. "Antes, cuando acordaban algo, de verdad había una rebaja. Ahora, de cara a la opinión pública acuerdan, pero luego los datos muestran que los inventarios se han incrementado", apunta Luis Lorenzo, escéptico sobre la eficacia actual de la OPEP: "Últimamente, sale una reunión de la OPEP bien de cada cinco. Cada país va a lo que necesita y ahora no van a reducir producción porque necesitan dinero. Esto no va a volver a lo que era antes y cada vez se irá pareciendo más a lo que vemos ahora".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon