Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El miedo a Deutsche Bank causa otra sangría de ventas en las bolsas europeas

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 30/09/2016 Marco Collado

Adiós a cerrar en positivo septiembre. Al menos a media sesión, y si no hay remontada antes del cierre, el Ibex 35 terminará el mes en negativo ante las fuertes pérdidas este viernes de Telefónica y de la banca. El sector financiero tumba a los índices europeos con Deutsche Bank otra vez acaparando los focos.

Los bancos son los más castigados en la apertura del Ibex, con Popular a la cabeza, perdiendo 4,5%. Le siguen Caixabank y Santander, ambos con caídas superiores al 4%. En este último caso, el banco presidido por Ana Patricia Botín ha presentado la actualización de sus objetivos financieros en Londres. Reafirma el compromiso de aumentar el objetivo y el dividendo, pero matiza los de rendimiento por patrimonio tangible (ROTE) y eficiencia (ratio costes frente a ingresos).

También está sufriendo pérdidas similares Telefónica, tras anunciar que cancela la oferta pública de venta (OPV) de Telxius, ya que la empresa "no considera adecuada la valoración de la compañía implícita en las órdenes de compra recibidas".

© Proporcionado por Bolsamanía

El selectivo cae así cerca de un 2%, y pierde los 8.700 puntos. En los mínimos del día, el Ibex ha llegado a caer un 2,83% hasta los 8.630,7 puntos. "El problema es que hay un segundo gran hueco (gap) bajista semanal en los 8.796 puntos", explica José María Rodríguez, analista técnico de Bolsamanía.

LAS DUDAS SOBRE LA BANCA NO CESAN

Las preocupaciones en torno a la banca europea no cesan. El señalado es Deutsche Bank después de que se conociera que 10 fondos de cobertura (hedge funds) redujeron su exposición a la entidad germana, recortando el colateral y algunas de sus posiciones. Las acciones del gigante alemán cayeron ayer un 6,7% en Wall Street, y han empezado a cotizar hoy con descensos del 9%, que han ido moderando hasta caer a media sesión un 4%.

Además, los inversores también mantienen un ojo en Commerzbank, después de que el prestamista alemán reconociese que recortará 7.300 de puestos de trabajo. Los títulos caen aún más que Deutsche Bank, al dejarse un 5%.

Desde el punto de vista macro, se han publicado las ventas minoristas de Alemania, que han estado por debajo de lo esperado. Durante la mañana, también se han conocido los datos de balanza de pagos en España hasta julio, con un superávit acumulado por cuenta corriente de 9.700 millones de euros, el doble que el año anterior. En EEUU se conocerá la confianza del consumidor de la Universidad de Michigan.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon