Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El miedo al Brexit hunde al Ibex que cae un 2,13% y pierde los 8.200 puntos

Bolsamanía Bolsamanía 14/06/2016 Marta Gracia

A nueve días de que se produzca el referéndum en Reino Unido sobre la permanencia en la UE, las bolsas europeas han cerrado en negativo por el miedo a que triunfe el Brexit. En el caso del Ibex, el selectivo español ha caído un 2,13% y se ha situado en los 8.126,70 puntos. De esta manera, ha registrado su quinta caída consecutiva y marca nuevos mínimos desde febrero.

En el selectivo español, Banco Popular se ha convertido en el 'farolillo rojo' de la sesión con un recorte del 6,22%, hasta los 1,296 euros, pese a que Morgan Stanley ha recomendado mantener las acciones de la entidad tras anunciar la ampliación de capital y ha situado el precio objetivo de los títulos en 1,8 euros.

OHL (-5,27%), Bankia (-5,13%), ArcelorMittal (-4,43%) y Sacyr (-3,72%) han completado los cinco primeros puestos del ranking de caídas. Tan solo FCC, con un avance del 0,06%, ha conseguido escapar de la zona de pérdidas.

Desde que la semana pasada las encuestas en Reino Unido comenzaron a mostrar un vuelco a favor del Brexit, el pánico ha hecho mella en los inversores. De hecho, el Brexit le hace perder al Ibex más de 37.600 millones en tres sesiones. El dinero está saliendo de los principales índices del Viejo Continente hacia activos de refugio como el oro a la espera de conocer el desenlace, por lo que pueda pasar. El PSI de Portugal ha registrado la mayor caída, un -2,32%, el Cac francés se ha dejado un 2,29%, el FTSE un 2,01% y el Dax ha caído un 1,5%.

En menos de una semana, del miércoles pasado al cierre del lunes, entre el Ibex 35, el Cac 40 parisino, el Dax alemán, el Mib italiano y el FTSE 100 londinense se han perdido más de 260.400 millones de euros. El Eurostoxx 50, que desde el miércoles ha sido el índice que más capitalización ha perdido, 147.381 millones de euros, se deja otro 1,4%.

Ante el posible escenario del Brexit, el Banco Central Europeo y el Banco de Inglaterra están preparando una serie de medidas. Ambos organismos tienen líneas de swap (contratos mediante los cuales dos partes se comprometen a intercambiar una serie de cantidades de dinero en fechas futuras) desde hace años. Esto permitiría a los bancos del país y cámaras de compensación otorgar préstamos en euros desde el Banco de Inglaterra y viceversa.

En este contexto, los inversores están a la búsqueda de activos refugio y uno de ellos es el bono alemán. Según datos de TradeWeb recogidos por MarketWatch, el bund ha llegado a situarse en el -0,003% y ha cotizado en negativo durante 25 minutos después de la apertura de las bolsas europeas. Así, los inversores han vuelto a acudir en masa al mercado de deuda mientras han deshecho posiciones en las bolsas.

Por otro lado, en el momento del cierre de los mercados europeos, Wall Street cotiza en negativo con la vista puesta en el primer día de la reunión de la Reserva Federal de EEUU sobre política monetaria. Será este miércoles cuando se conozcan las conclusiones. Prácticamente ningún inversor espera una subida de tipos, que permanecen en el rango entre 0,25% y 0,5% desde que se subieran por primera vez en nueve años en diciembre.

PREOCUPACIÓN POR LAS NORMAS SOBRE DÉFICIT

En el plano macroeconómico, este martes se han publicado varios datos. No obstante, hay que fijarse en las declaraciones del presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, sobre su preocupación por cómo Bruselas aplica las normas sobre déficit.

"Cuando tenemos un acuerdo entre nosotros es importante que todo el mundo cumpla. Y sí, hay flexibilidad y está bien, estoy contento con la flexibilidad, pero el papel de la Comisión es crucial", señaló el ministro de Finanzas de Países Bajos ante la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios en la Eurocámara este martes, según Europa Press.

En la zona euro se han publicado los datos de producción industrial y de empleo. En el primer caso, aumenta un 2% anual en abril, frente al 1,3% esperado por los analistas y al 0,2% de marzo. En el mercado laboral, las economías del área monetaria aumentaron el nivel de empleo en un 1,4% anual en el primer trimestre, frente al 1,2% del trimestre anterior.

En España hemos conocido la confirmación del dato de IPC de mayo, que como se esperaba se ha situado en el -1% en su tasa interanual, una décima más que en abril, y encadena cinco meses consecutivos por debajo de cero. En cuanto a la variación mensual, el indicador se queda en 0,5%, frente al 0,6% previsto. Además, el Tesoro ha colocado este martes 5.022 millones de euros en letras a seis y doce meses, en la banda alta de hasta 5.500 millones que esperaba vender en los mercados, pero ha cobrado algo menos por estas emisiones.

LA INCERTIDUMBRE POLÍTICA PASA FACTURA A LA ECONOMÍA

En el plano político, España está inmersa en la campaña política hacia las elecciones del 26 de junio. Este martes, los principales partidos políticos hacen balance sobre el debate a cuatro que se celebró el lunes, que ha generado diversas opiniones sobre quién ganó. Societe Generale advierte de que la incertidumbre política y su daño a la economía no acabarán el 26J.

No hay que olvidar que España lleva seis meses con un Gobierno en funciones, en la legislatura más corta de la actual democracia, que finaliza con la repetición de las elecciones generales del próximo 26 de junio. Según los expertos del banco francés, el periodo de incertidumbre ha supuesto un shock transitorio de 0,4 puntos porcentuales en el crecimiento del consumo privado y 0,2 puntos para la inversión de las empresas.

Esto se puede traducir en una expansión 0,25 puntos porcentuales menor del PIB, y la creación de en torno a 50.000 puestos de trabajo menos. Si la incertidumbre se mantiene, la economía necesitaría en torno a 2,5 años para volver a sus niveles normales de crecimiento con un impacto por medio de 0,5 puntos en la inversión, 1,5 puntos en el consumo, y 0,8 puntos porcentuales en el PIB.

© Proporcionado por Bolsamanía

ANÁLISIS TÉCNICO

El analista técnico de Bolsamanía, José María Rodríguez, señala que "el Ibex 35 pone la directa a los mínimos anuales". Además, explica que en dos semanas el Ibex 35 se ha dejado ni más ni menos que un 11% y lo cierto es que, rebotes aparte, todo apunta a que como mínimo el selectivo ponga a prueba los mínimos anuales, en los 7.746 puntos. Y por debajo tenemos los 7.500 y los 7.200 puntos. "Estamos viendo momentos de miedo, pero no todavía de pánico vendedor. Y es en los momentos de pánico cuando los mercados acostumbran a marcar los suelos de mercado, pero todavía es pronto. Si nos fijamos en el conjunto de los índices europeos se podría decir que todos ellos apuntan también hacia los niveles de soporte que presentan en los mínimos de febrero (que son los mínimos anuales)", explica el analista.

Aunque la corrección es generalizada en todos los sectores sigue siendo el de los bancos el que más está sufriendo. Así por ejemplo este martes destacan las caídas de Banco Popular y de Bankia en nuestro selectivo. Si recuerdan, hemos estado hablando en las últimas dos semanas de la perforación de soportes en el índice de los bancos europeos (SX7E) y éste cotiza ya a las puertas de los mínimos de febrero en los 88,85 puntos. "Mucho cuidado con perforar este soporte porque ya no presentaría ninguno hasta los mínimos de 2012, en los 72 puntos", avisa José María Rodríguez. O lo que es lo mismo, concluye, cabe la posibilidad de que el sector de los bancos todavía profundice las caídas un 18% más respecto de los niveles actuales.

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon