Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El ministro francés Cazeneuve: la amenaza es 'extremadamente elevada'

Bolsamanía Bolsamanía 16/07/2016 Bolsamanía

La difusión del comunicado del Daesh mediante el que reivindicaba la autoría del atentado de Niza ha coincidido con la reunión del Consejo de Defensa y Seguridad del Ejecutivo francés bajo la presidencia de François Hollande. De esta reunión han salido varios titulares.

Tal y como informa El País, al término de este encuentro, el ministro Cazeneuve ha comentado que "la modalidad" del ataque no tiene precedentes en Francia. "Estamos ante un nuevo tipo de atentado" cometido por alguien que simplemente, y de forma individual, obedece al pie de la letra las consignas de los líderes del ISIS de matar a los no creyentes".

"Son individuos sensibles al mensaje de Daesh que se implican en acciones extremadamente violentas sin necesariamente haber participado en combates, sin necesariamente haber sido entrenados". Los potenciales terroristas, por tanto, son mucho más difíciles de detectar por las fuerzas de seguridad. La amenaza ha subido de nivel. Es "extremadamente elevada", afirma el Gobierno, ante estos ataques de nuevo cuño.

¿UNA PERSONA VIOLENTA Y ENFERMA?

© Proporcionado por Bolsamanía

El perfil de Mohamed Lahouaiej Bouhle confundía a los investigadores sobre el origen del ataque. De origen tunecino y residente en Francia, Lahouaiej bebía alcohol a menudo, no respetaba el Ramadán y no visitaba las mezquitas. Según sus vecinos, era una persona hosca, inestable. Tenía antecedentes por delitos comunes. Fue condenado en marzo pasado a seis meses de cárcel por agredir a un conductor en una disputa de tráfico.

Su padre, según recogen algunos medios afirmó que su hijo, Mohamed Boulhel, tenía una grave enfermedad psiquiátrica, era inestable y a veces violento. "Pasó períodos difíciles. Le llevé a un psiquiatra, tomó los medicamentos y dijo que tenía una enfermedad verdaderamente muy grave", indicó.

Además, desde que se mudó a Francia estaba poco en contacto con su familia y llevaba sin verles cuatro años. La última vez que les llamó fue con motivo del final del ramadán la semana pasada. "Saludó a todo el mundo, eso es todo. No notamos nada extraño. Todo lo que decía era normal", concluyó el padre.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon