Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El misterioso viaje del misil estadounidense que acabó en Cuba

Bolsamanía Bolsamanía 09/01/2016 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

El misil aire-tierra Hellfire fue enviado por Estados Unidos a Europa en 2014 para servir en ejercicios de entrenamiento. Misteriosamente, en su viaje de regreso a casa, acabó en Cuba. Todavía no se sabe con qué misión pero los responsables se lavan las manos y nadie desmiente el incidente.Hellfire viajó a España desde Estados Unidos pero misteriosamente acabó en CubaTal y como informan desde El País, algunos altos mandos del Pentágono, así como del Gobierno de Barack Obama, parece que se toman en serio el asunto pero no dan respuesta. Todavía no se ha logrado averiguar aún si el misil, que no estaba cargado, acabó por error en Cuba o si es fruto de una cuidada operación de espionaje. “Esto es un asunto que el Gobierno se toma muy, muy en serio por motivos obvios. El Pentágono y el Departamento de Estado están interesados en llegar al fondo del asunto”, aseguró la Casa Blanca.EL CURIOSO VIAJE DEL MISILHellfire fue enviado por la empresa que lo fabrica, Lockheed Martin, a España con el visto bueno del Departamento de Estado. Tras ser utilizado en un ejercicio militar de la OTAN en la base de Rota, fue empaquetado y enviado por carretera hasta Madrid. Allí debía ser cargado en un avión con destino a Fráncfort, Alemania, desde donde continuaría su trayecto hasta Florida.Pero los responsables de cargar ese primer avión desde España a Alemania se dieron cuenta de que el misil no estaba. Había sido puesto, no se sabe si por error, en el cargamento destinado a un avión de Air France con destino al aeropuerto parisino Charles de Gaulle. Allí, fue colocado junto a otros paquetes clasificados como “carga mixta” y acabó siendo embarcado en otro vuelo de Air France que tenía como destino La Habana.Los responsables se lavan las manos o no contestan, destaca el diario estadounidense. Pero nadie desmiente el incidente.Pese al acercamiento político iniciado en diciembre de ese mismo 2014 con Cuba, La Habana no responde, asegura el rotativo, a las peticiones de Washington para que devuelva el arma. Pese a que el Departamento de Estado aseguró el viernes que el misil no tenía ni carga ni sistema de posicionamiento, existe la preocupación de que enemigos de Estados Unidos puedan acabar haciéndose con la tecnología de un arma que el país usa de forma habitual en sus operaciones antiterroristas, como en los bombardeos realizados con aviones no tripulados (drones) en Yemen o Pakistán, exponen en el diario El País.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon