Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Nasdaq se deja un 1,8% lastrado por las grandes tecnológicas que recogen beneficios

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 09/06/2017 César Vidal

Signo mixto en el cierre de Wall Street este viernes (Dow Jones: +0,42%, Nasdaq: -1,80% y S&P 500: -0,08%), en una jornada extraña en la que el Nasdaq ha marcado máximos históricos pero se ha girado violentamente a la baja hasta acabar con caídas del 1,8%. Los grandes valores tecnológicos como Amazon, Alphabet (Google), Facebook, Apple y Microsoft han cedido alrededor del 3%. Por su parte, el S&P 500 ha marcado un nuevo récord, impulsado por valores del sector financiero como JP Morgan Chase, Bank of America, Morgan Stanley y Goldman Sachs, pero también ha perdido impulso al final de la sesión.

Ninguno de los acontecimientos que hacían temer a los inversores una corrección en la Bolsa de Nueva York ha tenido el mínimo impacto en la renta variable estadounidense, aunque el movimiento del Nasdaq ha sorprendido a los operadores, ya que ha registrado su mayor caída en un día desde el 17 de mayo. No obstante, puede tratarse de una recogida de beneficios en un índice que había subido un 17,4% en lo que va de año.

Sorprenden también las caídas en torno al 3% y superiores que ha registrado el sector tecnológico. De hecho, Apple (-3,88%) ha marcado durante la sesión de este viernes su mayor descenso desde abril de 2016 y ha cerrado en 148,98 dólares por acción.

© Proporcionado por Bolsamanía

UN REPASO DE ACONTECIMIENTOS

Cabe destacar que este jueves, el secretario de Estado Rex Tillerson ha hecho un llamamiento a una coalición liderada por Arabia Saudita para aliviar el bloqueo de Qatar, diciendo que la situación está obstaculizando la lucha contra el Estado islámico y provocando escasez de alimentos.

Además, la esperada comparecencia de James Comey ante el Comité de Inteligencia del Senado se saldó con duras acusaciones del ex director del FBI hacia el presidente Donald Trump, pero en ningún momento se apreció ningún síntoma de estrés en los mercados.

"Esta reacción difiere radicalmente a la de hace un par de semanas, cuando Comey acusó al presidente Trump de haber pedido que diera marcha atrás en la investigación de uno de sus excolaboradores más cercanos. Lo que entonces provocó la mayor caída de la bolsa estadounidense en lo que va de año, ayer pasó casi desapercibido para el mercado", destacan desde Link Securities.

Sobre el mismo asunto, el asesor y yerno de Trump, Jared Kushner, también declarará en el Senado por sus supuestos contactos con los rusos durante la última campaña electoral. El Congreso estadounidense está investigando si el Kremlin influyó en los comicios, y quiere que Kushner explique sus reuniones con el embajador ruso.

Tampoco tuvo ningún efecto el hecho de que el Banco Central Europeo (BCE) mantuviera sin cambios su política monetaria y señalara que los tipos de interés no bajarán más en la zona euro. Ahora la atención se centra en la Reserva Federal de EEUU (Fed), que se reunirá la próxima semana y decidirá sobre los tipos de interés el miércoles 14 de junio.

Los inversores descuentan al 95% que la Fed subirá los intereses en otros 25 puntos básicos y esperan más detalles sobre las medidas que tomará el banco central para reducir su elevado balance, que asciende a unos 4,5 billones de dólares por las medidas de estímulo aplicadas en los últimos años para aplacar la crisis financiera.

Según mostraron las actas de su última reunión, la Fed podría comenzar a reducir su balance de forma paulatina. La fórmula será la que esperaban la mayor parte de los analistas, a través de reducciones en la reinversión de los activos que van venciendo. Para ello, la Fed irá estableciendo cada mes las cantidades que se deben dejar de reinvertir. La clave es cuándo comenzará este proceso.

Otro de los movimientos más destacados de la jornada se ha producido en el mercado de divisas, ya que la libra ha caído un 1,71%, hasta 1,2735 dólares, después de que Theresa May haya perdido la mayoría absoluta tras las elecciones generales en Reino Unido. La primera ministra se ha visto obligada a pactar con el partido unionista de Irlanda del Norte (DUP) para conseguir una mayoría absoluta y poder formar Gobierno.

A nivel empresarial, los analistas de Mizuho han iniciado la cobertura de Starbucks, cadena de cafeterías del S&P 500, y McDonald´s, cadena de comida rápida que cotiza en el Dow Jones, con un consejo de compra y un precio objetivo de 75 y 168 dólares, respectivamente.

En el mercado de materias primas, el precio del petróleo sube un 0,53% en el caso del West Texas, hasta 45,88 dólares. En el mercado de divisas, el euro prácticamente se mantiene plano en los 1,1198 dólares. Por su parte, la onza de oro cae un 0,79%, hasta 1.269 dólares, tras marcar el miércoles máximos de siete meses en los 1.297 dólares. Por último, la rentabilidad del bono americano a 10 años sube hasta el 2,209%.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon