Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El negocio textil teje su recuperación: ¿cuánto gastan los españoles en renovar su vestuario?

Bolsamanía Bolsamanía 09/10/2016 Jennifer Correas

A partir del otoño de 2008, el consumo de moda se resintió en España por la grave situación económica que atravesaba el país. Desde entonces, los hogares restringieron su gasto en prendas de vestir y optaron por opciones más económicas. El negocio 'low cost', con productos procedentes de China y otros países asiáticos, experimentó una tendencia al alza en detrimento de la industria tradicional. No obstante, según prevé el último estudio de EAE Business School, en los próximos 5 años el sector textil en España ya habrá sido capaz de recuperarse de los efectos de la crisis.

Por si fuera poco, el negocio de la moda ya venía lastrado por el cierre de algunas empresas durante los años 2000 como resultado de una fuerte competitividad originada por la apertura internacional y la ausencia de reglamentación de los mercados extranjeros. Sin embargo, esta crisis podría haber pasado a la historia. Distintos informes revelan que la facturación y el gasto en prendas de vestir creció a niveles anteriores a las crisis en 2015, si bien entre enero y agosto de este año se ha producido una caída interanual de las ventas, que podría suponer un parón de la actividad a medio plazo.

EL SECTOR MEJORA, AUNQUE EXISTE INCERTIDUMBRE

Rocío González, manager de relaciones públicas de Vente-Privee atribuye esta mejoría del sector a la firme apuesta por la internacionalización, la competitividad de las empresas y la mejora de los indicadores macroeconómicos, entre otros motivos, aunque reconoce que “las condiciones económicas y la situación política” también indicen en el consumo. Por su parte, Luis Lara, senior advisor de KPMG Fashion, explica que el crecimiento del consumo privado tiene mucho que ver con la recuperación del sector, pues este reacciona al comportamiento general de la economía. Asimismo, especifica cuál ha sido la tendencia de los últimos años: “En el caso concreto de la moda, el mercado se contrajo un 30% entre 2007 y 2013. Durante estos años de decrecimiento, aumentaron su cuota de mercado conceptos de bajo coste, aunque hubo empresas que también crecieron, invirtiendo en reforzar su marca y aumentando su presencia en mercados internacionales”.

El mercado textil es un sector potente en este país y los datos demuestran que se recupera. Según la Organización Empresarial del Comercio Textil y Complementos (Acotex), las ventas del conjunto de este sector alcanzaron los 17.743 millones de euros en 2015, un 7,71% más en relación al año anterior. Asimismo, el reciente estudio “El sector textil y el gasto en prendas de vestir 2016”, publicado por EAE Business School, es todavía más halagüeño y afirma que el gasto en ropa se disparó hasta los 28.489 millones de euros en 2015, un 23% más que el año anterior y una cifra de negocio superior a la de antes de la crisis. Concretamente, de acuerdo a este informe, el año pasado cada español destinó de media 612 euros en renovar su armario, un gasto todavía lejano al de Reino Unido (1.456 euros) o Estados Unidos (1.177 euros).

Los navarros y los vascos fueron los que más dinero se dejaron en su vestuario con 755 y 744 euros respectivamente. Por su parte, los canarios y los manchegos fueron los que menos, con 493 y 535 euros invertidos en ropa a lo largo del 2015.

Luis Lara afirma que, aunque el sector de la moda es uno de los más globalizados, existen ciertas diferencias regionales y por países. “Tanto dentro de España como en el extranjero, el gasto en moda varía en relación a la renta per cápita pero, a la vez, hay que tener en cuenta que en ciertos países hay una mayor propensión al gasto en imagen, en general, que en otros”, describe. Y ejemplifica: “En países del sur de Europa, el gasto per cápita en moda está por debajo de los países del norte, pero es superior en términos relativos si lo comparamos a su renta disponible”.

Por otra parte, atendiendo al VI Barómetro vente-privee.com y Modaes.es, el 61% de las empresas mejoró su facturación en 2015, frente a un 9% que afirma que sus cifras retrodecieron. En cuanto a las contrataciones, un 58% de las compañías elevó su plantilla con respecto al año anterior y 5 de cada 10 confirmaron su intención de seguir aumentando el número de trabajadores.

Rocío González detalla que “la liberación de las rebajas y la política de precios son algunas de las estrategias de ventas que han seguido las empresas de moda para afrontar la crisis de consumo que ha azotado en España en los últimos años”. Y ofrece otra cifra: “El 63% de las empresas del sector afirman que los descuentos y promociones son útiles para elevar las ventas, adquiriendo cierta importancia con el tiempo”.

Sin embargo, atendiendo a los datos de este Barómetro de Empresas de Moda en España, pese a las buenas noticias del año pasado, en 2016 caen ligeramente las previsiones de facturación, plantilla y de apertura de nuevas tiendas, entre otras cosas, señala el estudio, por la inestabilidad política en España y el Brexit.

Los expertos miran con recelo estas últimas referencias, que podrían suponer un frenazo a la incipiente recuperación a medio plazo. Aunque recomiendan no precipitarse y esperar al cierre del año para sacar conclusiones.

EL NEGOCIO ONLINE: EL SECRETO MEJOR GUARDADO

En este contexto, las ventas a través de internet también han acaparado una parte importante del negocio. Algunas estimaciones cifran en un 6% el porcentaje de ventas online de las empresas españolas en 2015, aunque es un secreto bien guardado porque las compañías siguen sin dar pistas sobre su volumen de negocio en la red.

Según el Barómetro de la Moda, el 71% de las empresas prevé que su facturación online aumentará con toda seguridad en los próximos años, mientras que el 21% sostiene que es probable que crezca. Por otro lado, un 61% de las empresas tiene previsto aumentar su plantilla destinada a e-commerce este 2016.

© Proporcionado por Bolsamanía

Rocío González, de Vente-Privee, afirma que “el 82% de las empresas de moda ya han optado por introducir en su estrategia empresarial la integración de su red de tiendas físicas con su canal online”. Por su parte, Luis Lara, de KPMG Fashion, comenta que la tecnología ha ayudado a trasladar la tienda al salón de nuestra casa: “Mientras descansamos o vemos la TV, podemos tener un primer contacto con el producto, que más tarde se puede convertir en un acto de compra en la tienda física o en la virtual”.

Y es que la compra por ocio continúa existiendo, afirman los expertos, si bien ha experimentado cambio en el medio. Lara concluye: “Se puede decir que hay más ocio que nunca, pero 'conectado'”.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon