Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El "no" al referéndum de Renzi no acabará en 'Italexit', según Danske Bank y Axa

Bolsamanía Bolsamanía 24/11/2016 Noemí Jansana

El referéndum sobre la reforma de la Constitución italiana que se celebra el próximo 4 de diciembre ha adoptado una trascendencia que va más allá de la aprobación o rechazo a la propuesta del primer ministro, Matteo Renzi. Para la sociedad del país transalpino se ha interpretado como un voto de confianza al actual Gobierno y los mercados financieros observarán con atención la evolución de la política del país transalpino después de la cita en las urnas.

De hecho, el propio Renzi ha ligado su destino político al resultado de la votación y ya está preparando las maletas ante la más que probable victoria del ‘no', según las encuestas: un reciente sondeo del instituto italiano Eumetra señalaba que, a medida que el número de indecisos iba bajando, la ventaja del "no" había aumentado en 10 puntos. La dimisión del primer ministro pondrá en marcha una concatenación de hechos que trascienden el Quirinal y que podría poner en peligro los cimientos de la zona euro y de la ‘moneda única'. Muchos analistas, como los expertos de Berenberg, se han lanzado a aventurar que la secuencia de acontecimientos que hace temblar a Bruselas será como sigue: después de la dimisión de Renzi, se convocarán elecciones en Italia que podrían ganar los partidos antieuropeístas del país, con el Movimiento Cinco Estrellas a la cabeza.

Los principales opositores a Renzi, la fuerza radical de izquierdas, similar a Podemos o Syriza, que ya tomó la delantera en cantidad de votos en las elecciones de 2013, sigue liderando las encuestas electorales y controla ayuntamientos clave como el de Roma o Turín. El problema radica en que esta formación tiene entre sus planes de gobierno un referéndum sobre la permanencia de Italia en el euro, que podría desembocar en una ruptura monetaria ('Italexit').

Para los expertos de Danske Bank, la atención hacia la política italiana ha crecido a causa del incremento del euroescepticismo en los países de la Unión Europea, después de la victoria del Brexit en el referéndum de Reino Unido. En Italia, además, otras formaciones defienden la ruptura con la zona euro, como es el caso de la La Liga Norte, partido que encarna la Alt-right o derecha alternativa en el país, un fenómeno del que también participan el presidente electo de los EEUU, Donald Trump, o del Frente Nacional de Marine Le Pen.

ITALIA EVITARÁ CONVOCAR ELECCIONES EN 2017

Este contexto generará una elevada volatilidad en los mercados financieros a causa de la incertidumbre que se derivará del ‘no' a la reforma de 47 de los 137 artículos que integran a la Carta Magna italiana. Los analistas del banco de inversión danés creen que la reacción de los inversores dependerá en gran medida “de la senda política que el país adopte después de que Renzi pierda la votación”.

© Proporcionado por Bolsamanía

Opinan también que el referéndum ya está descontado en gran parte en las plazas financieras. La prima de riesgo italiana se sitúa en 184 puntos básicos, después de dispararse hasta un máximo anual de 187,30 puntos básicos, la mayor brecha desde mayo de 2014. La firma de inversión Axa apunta a que debemos esperar otro incremento de 20 puntos básicos en el diferencial que mide la rentabilidad adicional que el mercado exige a los bonos a 10 años transalpinos con respecto al 'bund' germano.

El euro, por su parte, sigue presa de una fuerte presión vendedora que le ha llevado a marcar un nuevo mínimo anual contra el dólar muy cerca del nivel de los 1,05 dólares. “Hay una marcada reticencia de los operadores a invertir en activos europeos que se extenderá a lo largo de 2017”, asegura Michael Hewson, analista de CMC Markets.

El destino de la tercera potencia de la zona euro es sólo el primero de los escollos a salvar para mantener bien sujetas las costuras de la moneda única, siguen las citas electorales en los Países Bajos, Francia y Alemania, que despiertan también gran inquietud, especialmente las presidenciales galas. Este es uno de los motivos, que señalan los expertos de Danske Bank para afirrmar que el Presidente de la República Italiana, Sergio Mattarella, “evitará a toda costa convocar elecciones en 2017”. “Creemos que Matarella nombrará un gobierno de transición formado principalmente por tecnócratas”, ya que de haber cita con las urnas el próximo año, el Movimiento Cinco Estrellas saldría claramente beneficiado, dada su posición de liderazgo en las encuestas, opinan estos analistas.

Axa coincide plenamente con esta visión y descarta “una crisis política inmediata” ya que los analistas de la firma de inversión apuestan por que o bien “Renzi se quede o bien la coalición en el poder forme un nuevo Gobierno rápidamente”. Sí alerta de que en el caso de que el "no" al referéndum lleve a la política del país "a un callejón sin salida" y se acaben convocando elecciones, debemos esperar "que la prima de riesgo se dispare 150 puntos básicos y un mayor deterioro de los bancos italianos".

Danske Bank, sin embargo, llama a la calma porque aunque hubiera elecciones y el partido del popular cómico Beppe Grillo lograra el poder, “no esperamos un 'Italexit' inminente”, señalan, porque “a pesar de que siguen reivindicando un referéndum sobre la permanencia en la UE, han dejado de apoyar una salida inmediata de la unión”. Por otra parte, los analistas daneses subrayan que desde el Brexit, ha habido un cambio de sentimiento entre electores italianos y “ya no está tan claro que la mayoría de votantes se inclinara a favor del ‘Italexit”, si llega a convocarse el referéndum, sentencian.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon