Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Papa llega a Lesbos para conocer la situación de los refugiados

Bolsamanía Bolsamanía 16/04/2016 Bolsamanía
© Proporcionado por Bolsamanía

El Papa Benedicto XVI ha llegado este sábado a Grecia en el comienzo de su breve visita a la isla de Lesbos para conocer de primera mano las penurias que atraviesan miles de refugiados atrapados en un lugar que se ha convertido en el simbólico epicentro de la actual crisis mundial de desplazados por la guerra y de sus efectos sobre la Unión Europea.

El Papa ha sido recibido por el primer ministro Alexis Tsipras y saludado por Bartolomé, Patriarca Ecuménico de Constantinopla, Jerónimo, arzobispo de Atenas y de toda Grecia y a continuación por el obispo Fragkiskos Papamanolis, presidente de la Conferencia Episcopal Griega, según la agenda facilitada por el director de la oficina de prensa de la Santa Sede, Federico Lombardi.

Desde la isla griega ha pedido que el mundo preste atención a la tragedia y desesperación que padecen los refugiados y responda de forma "digna" ante esta situación.

"He venido aquí con mis hermanos, el patriarca Bartolomé y el arzobispo Jerónimo, sencillamente para estar con vosotros y escuchar vuestras historias. Hemos venido para atraer la atención del mundo ante esta grave crisis humanitaria y para implorar la solución de la misma", ha dicho Francisco I en el campo de refugiados de Moria, en Lesbos.

Después de un encuentro en privado con el primer ministro, el Papa se ha trasladado en minibus desde al aeropuerto al campo de refugiados de Mòria, acompañado por el Patriarca Bartolomé y por el Arzobispo Jerónimo. El campo, que dista 16 kilómetros del aeropuerto, alberga alrededor de 2.500 refugiados que solicitan asilo.

Posteriormente se desplazarán al puesto de la Guardia Costera en el puerto de Mytilene donde encontrarán a la población y a la comunidad católica y el Papa pronunciará un discurso, al que seguirá una breve oración individual de cada uno de los tres líderes religiosos por las víctimas de las migraciones. Tras un minuto de silencio, recibirán de tres niños coronas de laurel que arrojarán al mar.

A las 14.15, el Papa se trasladará en minibus al aeropuerto de la isla donde se encontrará en privado con el Arzobispo Jerónimo, con el Patriarca Ecuménico y con el primer ministro y después de la ceremonia de despedida emprenderá el regreso a Roma, donde su avión aterrizará a las 16.30, hora de la capital italiana.

FINES HUMANITARIOS

El viaje del Papa a la isla griega de Lesbos, una de las que más refugiados recibe, no tiene un fin político sino humanitario, según ha precisado el Vaticano.

"El viaje o la visita, si queremos ser más exactos, es de naturaleza estrictamente humanitaria y ecuménica, ya que es compartida por el Papa, el Patriarca Bartolomé y el arzobispo de Atenas Jerónimo. No tiene, por tanto, directamente ninguna intención de tomar una posición política o de otro género, sino de dar una atención fundamentalmente humanitaria", ha explicado el portavoz de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi.

Según han informado en redes sociales distintos activistas con presencia en las islas griegas, en el caso de Lesbos las autoridades han comenzado a acondicionar la zona aledaña al centro de detención de migrantes y refugiados, limpiando y repintando los muros para preparar la visita del Papa.

El Pontífice se perderá así algunas de las pintadas realizadas en las últimas semanas en los muros de lo que hasta la entrada en vigor del acuerdo entre la Unión Europea y Turquía eran campos de refugiados de régimen abierto, y que reivindicaban precisamente libertad para quienes ahora los habitan.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon