Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El petróleo no rescatará a Irán, advierte el FMI

Bolsamanía Bolsamanía 18/05/2016 Bolsamanía
© Proporcionado por Bolsamanía

Con el levantamiento de sanciones internacionales y el fin al embargo de su petróleo por parte de Europa y Estados Unidos, Irán tiene la esperanza de que la exportación de crudo se convierta en un pilar básico para devolver al país la recuperación económica, pero no será suficiente, según ha advertido el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El primer subdirector gerente del organismo, David Lipton, se ha pronunciado sobre Irán, y ha asegurado que la economía persa no puede confiar sólo en la venta internacional de la commodity para volver a tener un próspero crecimiento. “Estamos ante un momento crucial para la economía iraní”, ha asegurado en un discurso que recoge CNBC ante el Banco Central de Irán.

“Con gran parte de las sanciones levantadas, el país tiene una oportunidad para mejorar su integración en la economía mundial”, ha señalado Lipton, que añade que “este proceso tiene el potencial con el tiempo de apoyar un crecimiento más fuerte y aumentar el nivel de vida de los iraníes”.

GRANDES OBSTÁCULOS

No obstante, Irán se enfrenta a dos grandes obstáculos, como son la difícil situación económica mundial, y la construcción de una economía nacional competitiva y flexible que sirva como “una adecuada plataforma sólida para el crecimiento”. “Una economía basada en el petróleo no va a llevar a Irán al crecimiento sostenible”, ha alertado.

De hecho, sobre los bajos niveles de precios del crudo, indica que “aunque el efecto de los menores precios del petróleo serán parcialmente mitigados por mayores volúmenes de exportación, hay perspectivas limitadas de un gran alza en los ingresos petroleros en Irán por la gran producción mundial y la debilidad de la demanda”, según informa Efe.

Por lo tanto, el Ejecutivo persa debe preocuparse por “comenzar a reestructurar los bancos -tanto a nivel operacional como en sus altos niveles de morosidad- para ayudar a rebajar los tipos de interés reales e impulsar el crédito a la economía”, como paso necesario pero no suficiente para modernizar el tejido empresarial.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon