Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El PIB de China confirma una estabilización en la economía del país

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 19/10/2016 Noemí Jansana

© Proporcionado por Bolsamanía
El producto interior bruto (PIB) de China ha ratificado que el crecimiento del gigante asiático se expande a un ritmo del 6,7% anual en el tercer trimestre de 2016. Estos datos muestran que la economía del país está en la buena dirección para cumplir con los objetivos de crecimiento del Gobierno de un 6,5% este año.

El incremento de los estímulos fiscales desde Pekín y el auge inmobiliario son los dos factores que más han impulsado la expansión económica en lo que va de año. El gasto en infraestructuras se han incrementado un 8,2% en el mes de septiembre, un 1,1% más que en agosto y en línea con el consenso de mercado.

Las inversiones en el mercado inmobiliario han alcanzado un 5,8% de enero a septiembre, un ligero incremento sobre el 5,4% de los ocho primeros meses del año.

El gasto del consumidor también avanza a buen ritmo, con un 10,7% de ventas al por menor en el mes de septiembre. Una décima por encima del consenso de mercado que fijaba el crecimiento al mismo ritmo que en agosto, en el 10,6%.

La nota negativa a los buenos datos de China, sin embargo, la deja el declive de las exportaciones y una “excesiva dependencia del gasto público”, señalan desde Reuters. Entre los otros riesgos que el país debe afrontar en lo que queda de año figuran la caída de la inversión privada, los crecientes niveles de deuda y la posibilidad de una corrección en el mercado inmobiliario.

Con todo, varias entidades internacionales han mejorado sus perspectivas sobre la segunda economía mundial en las últimas semanas. El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha reconocido que se han disipado levemente sus dudas sobre China y el Banco Asiático de Desarrollo (BAD) ha revisado al alza sus perspectivas de crecimiento para 2016, hasta el 6,6%. El yuan también ha celebrado la buena salud de la economía del país y ha conseguido frenar ocho sesiones de pérdidas consecutivas.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon