Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Príncipe de Inglaterra: 'No estoy satisfecho sentado en casa sobre mi trasero'

Bolsamanía Bolsamanía 09/05/2016 Bolsamanía
© Proporcionado por Bolsamanía

Estamos acostumbrados a que la corona británica genere una gran polémica, el último ejemplo lo ha dado el Príncipe Enrique, que ha confesado que: "No estoy satisfecho sentado en casa sobre mi trasero", el número cinco en la cadena sucesoria realizó estas declaraciones para remarcar que al margen de sus ocupaciones reales le gustaría encontrar un trabajo "para ser valorado por la sociedad".

En una entrevista en The Sunday Times, que se ha encargado de recoger ABC, el Príncipe Enrique señala cual es su deseo aunque reconoce que es difícil "compatibilizar sus obligaciones reales con un trabajo a tiempo completo" por lo que optará por la filantropía y dedicarse a apoyar causas benéficas. En la entrevista analiza algunos de los momentos más importantes de su vida, desde la muerte de su madre, la princesa Diana, hasta su marcha forzada del ejercito tras descubrirse que estaba alistado. Las palabras del Príncipe Enrique son de una gran importancia, ya que según señala ABC, es en estos momentos es el miembro de la corona más popular para todos los habitantes del Reino Unido, según las encuestas.

Ni Isabel II, con sus 90 años y su largo mandato, ni su hijo Carlos, que finalmente se ha convertido en un respetado empresario, ni tampoco Guillermo, al que muchos critican lo poco prolífica que es su agenda, el miembro de la corona británica más popular es Enrique, a pesar de ser el quinto en la línea sucesora actualmente.

DE POLÉMICO A POPULAR

Enrique protagonizó hace años algunos de las escándalos más sonados en la familia real, desde vestirse de nazi en una fiesta de disfraces, fumar marihuana, hasta un baile con una 'striper' en Estados Unidos, en la ciudad de Las Vegas. Sin embargo, en los últimos tiempo la opinión que se tenía de él ha cambiado, sobre todo desde su paso por el ejercito británico que incluyó dos campañas en Afganistán y su iniciativa de los Juegos Invictus, un proyecto deportivo para soldados que están mutilados.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon