Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El presidente de la Cámara de Brasil cancela su decisión de suspender el proceso contra Rousseff

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 10/05/2016 Bolsamanía

El presidente de la Cámara baja de Brasil ha cambiado su decisión sobre el 'impeachment' contra la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff. De esta manera, ha cancelado su decisión de suspender el proceso. El presidente no ha explicado la razón sobre esta decisión. El principal índice de la bolsa de Brasil, Bovespa, sube un 2,53%.

El presidente interino de la cámara baja de Brasil, Waldir Maranhão, sorprendió a todos el lunes al presentar una moción para anular la decisión tomada el 17 de abril por parte de la Cámara de enviar el proceso de destitución al Senado para un posible juicio, alegando que muchos diputados habían anunciado su voto con anticipación, eliminando la posibilidad de una audiencia justa para Rousseff, tal y como recoge The Wall Street Journal.

Una hora después, Renan Calheiros, presidente del Senado brasileño, descartó la medida de Maranhão y dijo que el Senado llevaría a cabo la votación según lo programado. En la votación del 17 de abril, la Cámara apoyó la imputación por 367 votos a favor y 137 en contra.

El Senado tiene previsto comenzar a votar el miércoles sobre si llevar a Rousseff a juicio. Si el Senado lo aprueba, la presidenta sería suspendida de su cargo por hasta 180 días mientras se lleva a cabo el juicio.

© Proporcionado por Bolsamanía

ESCÁNDALO EN LA POLÍTICA BRASILEÑA

A la mandataria le ha sido complejo sobrevivir políticamente frente al mayor escándalo de corrupción que ha vivido Brasil y a la peor recesión del país desde la década de 1930, según Reuters. Su salida marcaría también el final de 13 años de gobierno del Partido de los Trabajadores, iniciados bajo la administración de su mentor y predecesor, Luiz Inácio Lula da Silva.

A Rousseff no se le ha acusado de corrupción, su Gobierno ha sido afectado por un gran escándalo de sobornos en la Petrobras, además de la recesión. Los detractores de la impugnación afirman además que a Rousseff se la acusa de una maniobra presupuestaria aplicada comúnmente por muchos funcionarios electos en Brasil, apunta por su parte Reuters.

Así la acusación, básicamente, es por maniobras fiscales en el cierre de 2014 y 2015 que habrían servido para maquillar las cuentas y retrasar el pago de préstamos del gobierno a bancos públicos. "El Ejecutivo se defiende diciendo que no cometió ningún delito de responsabilidad, que en todos los gobiernos anteriores se había cometido ese tipo de maquillaje de cuentas para intentar encajar presupuestos, y que sólo a ella se la juzgaría por eso", destaca al respecto El Mundo.

En todo caso, la batalla por el juicio político ha paralizado las iniciativas gubernamentales en Brasilia, a menos de cien días de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro y en medio de una batalla contra la epidemia del virus del Zika, que ha sido asociado con defectos de nacimiento en recién nacidos.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon