Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El presidente egipcio no cierra la puerta a que fuese un atentado

Bolsamanía Bolsamanía 22/05/2016 Bolsamanía

"Hasta ahora todos los escenarios son posibles. Así que por favor, es muy importante mantener la calma y no decir que se trata de uno solo," dijo Al Sisi en el pleno extraordinario del gobierno tras el accidente aéreo.

Las autoridades egipcias que investigan la caída del vuelo MS181 de Egyptair informaron de que continúan con el análisis de los datos sobre el incidente, pero que aún es demasiado pronto para sacar conclusiones. Un comunicado explica que estudian el material del control de tráfico, la documentación del avión y la tripulación y los datos de los sistemas Airman y Acars, remitidos a la aerolínea.

"Es aún demasiado pronto para realizar juicios o tomar decisiones sobre una única fuente de información como los mensajes del Acars, señales o indicadores que pueden tener distintas causas y por lo tanto requieren de un mayor análisis", indica la nota. Ayer las Fuerzas Armadas de Egipto difundieron en las redes sociales las primeras imágenes de los fragmentos del Airbus 320 de la compañía EgyptAir que se estrelló el jueves en el Mediterráneo con sesenta y seis personas a bordo sin dejar supervivientes. En las fotografías se observan restos de la aeronave, chalecos salvavidas amarillos y partes de los asientos con el logotipo de la compañía.

MENSAJES DE NORMALIDAD EN EL AVIÓN

© Proporcionado por Bolsamanía

El vuelo MS804, que cubría la ruta entre París y El Cairo, se estrelló poco después de adentrarse en el espacio aéreo de Egipto. La información recogida por los radares muestra que el avión realizó varios virajes antes de descender bruscamente y desaparecer de las pantallas.

La Agencia de Investigación para la Seguridad Aérea de Francia (BEA), confirmó, por la mañana, que la alarma de humos se encendió poco antes del accidente del avión pero precisó que todavía se desconocen los motivos concretos que hicieron saltar esta alerta, por lo que evitó referirse al siniestro como la consecuencia de un atentado terrorista.

"Estos mensajes no nos permiten conocer en modo alguno lo que pudo haber causado humo o fuego a bordo de la nave", hizo saber un portavoz. En este sentido, la agencia insiste en que la prioridad actual consiste en hallar lo antes posible los registros de vuelo del aparato. De hecho, los expertos de Estados Unidos que revisaron las imágenes por satélite correspondientes a la desaparición, no han encontrado por el momento evidencias que avalen la hipótesis de una explosión a bordo.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon