Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El proceso soberanista catalán quiebra su economía

Bolsamanía Bolsamanía 19/03/2016 Bolsamanía
© Proporcionado por Bolsamanía

Desde que se produjo el inicio del proceso independentista catalán, la economía catalana se ha ido mermando poco a poco a llegar a niveles históricos de deuda con el Estado y con diferentes entes.

La calificadora crediticia Standard and Poor's (S&P) comunicaba el viernes la rebaja de la nota de la deuda a largo plazo de Cataluña desde BB- hasta B+ y con perspectiva negativa, con lo que la hunde más aún en la zona considerada como bono basura, y se queda cuatro escalones por debajo del grado de inversión.

"La rebaja refleja nuestra opinión de que la gestión financiera de Cataluña es más débil de lo que se había estimado anteriormente", dice el comunicado de S&P. "Basamos nuestra opinión sobre el enfoque de la región a la refinanciación de sus préstamos bancarios bilaterales a corto plazo", añadía

Este descalabro financiero va estrechamente relacionado con la situación política que se vive en Cataluña según informa ABC. En 2010 CiU volvía a poseer la mayoría para gobernar la Generalitat y la deuda ya era una de las grandes preocupaciones para los políticos puesto que tenían que recuperar casi 30.000 millones para que se saldase el balance de negativo a positivo en las maltrechas cuentas de la comunidad autónoma. Artur Mas ante la imposibilidad de realizar los pagos, renegoció la deuda ampliando los años pero con un interés superior.

COLAPSO COMO EN GRECIA

Justo en este momento, Artur Mas comenzaba a realizar su hoja de ruta personal para que se iniciase el proceso soberanista, lo que provocó otro retroceso económico para Cataluña puesto que las agencias de calificación o veían con buenos ojos la posible independencia. Desde que todo empezó, es la comunidad autónoma con una mayor cantidad de deuda y tiene unos 72.204 millones a debe, y de todo ello el 60% tiene que liquidarlo al Estado español, frente al 4% que tenía hace cuatro años.

En el pulso que están teniendo Estado y Generalitat, la deuda es uno de los grandes aliados para el gobierno central puesto que cada año que pasa y cada palabra que suena a tinte independentista, más favorece a la versión que ofrece el gobierno en funciones. Airef (Autoridad de Responsabilidad Independiente Fiscal) ha manifestado que de seguir con el proceso independentista catalán, la región llegaría a una situación de colapso como el de Grecia.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon