Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El PSOE propone al resto de partidos reducir un 30% su presupuesto de campaña

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 28/04/2016 Bolsamanía

El PSOE ha propuesto al resto de partidos políticos reducir un 30% sus presupuestos para la próxima campaña electoral, respecto a lo gastado el pasado diciembre, y recortar el gasto del Estado en el envío de propaganda por correo, pasando de los 0,22 euros que se subvencionan por elector a 0,15.

Este "compromiso conjunto" que sugieren los socialistas, y que ellos se comprometen a asumir "en todo caso", ha sido trasladado por el secretario de Organización del partido, César Luena, a sus homólogos en el resto de partidos políticos a través de una carta, enviada un día después de que el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, hablara de un acuerdo para reducir a la mitad el límite de los gastos electorales para lograr una campaña austera.

En su misiva, recogida por Europa Press, el 'número dos' del PSOE defiende que "es una obligación" de todos los partidos reducir, en la medida de sus posibilidades, el coste económico que supone para los ciudadanos una nueva convocatoria electoral.

TRES MEDIDAS CONCRETAS

Y, por eso, propone al resto de partidos "un compromiso conjunto" para que la campaña sea "lo más austera posible", asegurando que todas las formaciones "puedan concurrir en igualdad de condiciones". Para ello, plantea tres medidas concretas que "pueden suponer una importante contención de costes" y que "en todo caso, el PSOE aplicará ya en esta campaña electoral".

En primer lugar, sugiere que cada partido o coalición reduzca su presupuesto en un 30% respecto al 20 de diciembre. Entonces, el gasto de los partidos fue muy dispar: el PSOE gastó unos 9 millones de euros, ya un 30% menos que la anterior; Ciudadanos, más de 4; Podemos, 2,2 millones e IU, 2,5 millones. Mientras tanto, el PP no ofreció entonces datos.

Parte de estos gastos son subvencionados por el Estado, en función de los votos y escaños que logran en las anteriores elecciones. Es decir, los resultados de diciembre marcarán el gasto en las campañas de junio.

Además, los partidos pueden recibir donaciones privadas de personas físicas o por 'crowdfunding' y pedir préstamos a los bancos, siempre que en total no superen un gasto máximo por la Ley Electoral General (LOREG), que ya no puede modificarse a tiempo para la próxima campaña.

En concreto, la Ley establece un tope de 0,37 euros por persona con derecho a voto (en las pasadas elecciones, 36,5 millones de electores, es decir, 13,5 millones de euros). La propuesta de Ciudadanos es que este máximo se rebaje a la mitad.

© Proporcionado por Bolsamanía

FUERA VALLAS Y BANDEROLAS

Por eso, el PSOE propone un compromiso que también incluye la no utilización de vallas, mobiliario urbano ('mupis'), banderolas o cualquier otro elemento de publicidad exterior más allá de los carteles que se fijen en espacios habilitados por los ayuntamientos. En las últimas campañas, el uso de estos recursos ha ido cayendo y, de hecho, Podemos prescindió prácticamente de ellos en diciembre.

La tercera propuesta del PSOE afecta al gasto de los envíos electorales: sugiere que se recorte a un máximo de 0,15 euros por elector, desde los 0,22 que contempla en la actualidad la LOREG en cada circunscripción a la que se haya presentado un partido siempre y cuando haya logrado escaños para formar grupo parlamentario.

Sin embargo, el ajuste en el 'mailing' podría tener algunas resistencias. De hecho, fuentes del PP ya han apuntado que su partido cree que esta partida no se debe recortar, porque hay que garantizar el carácter secreto del voto.

De la misma opinión son algunos socialistas, que defienden la importancia de este envío de papeletas por correo, especialmente en zonas rurales, donde lo habitual es que los ciudadanos lleven su voto preparado de casa.

Mientras tanto, Ciudadanos sí cree que se pueden hacer ajustes en esta partida. De hecho, Rivera propuso este miércoles hacer un 'mailing' conjunto en vez de enviar una carta por cada formación política, una idea que algunos socialistas han aplaudido --y que también han planteado IU y Podemos--.

Por su parte, Podemos considera que más que adoptar medidas concretas, son los propios partidos los que deben reducir sus gastos. De hecho, el partido morado ya limitó el 'mailing' en la campaña de diciembre, reduciéndolo a determinadas provincias en las que, estratégicamente, les interesaba hacer uso de estos envíos, como, por ejemplo, en las zonas rurales.

LA CARTA DE UPN

Pero estos partidos no son los únicos preocupados por los gastos electorales. UPN remitió este miércoles otra carta a los portavoces de todos los grupos del Congreso para proponerles un encuentro y lograr un acuerdo "unánime" para reducir los gastos de campaña electoral al menos un 30%, el mismo porcentaje que propone el PSOE, para que "esa cantidad se destine a políticas sociales y de fomento del empleo".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon