Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Real Madrid se quita un dolor de cabeza a base de cabezazos (1-2)

Bolsamanía Bolsamanía 13/03/2016 Carlos Rodríguez

El Real Madrid ha tenido que sudar de lo lindo para llevarse un partido que se le puso cuesta arriba en los últimos minutos. Casemiro salió al rescate.

El Madrid ha hecho lo que las abuelas te solían decir cuando eras pequeño. "¿Qué tienes una herida? Pues alcohol para curarte y te duela más" Qué de larga se le está haciendo la Liga al Real Madrid de Zidane, o de Benítez, o al híbrido. Esta noche le ha tocado casi pedir clemencia en Las Palmas, cuando a falta de tres minutos Willian José empataba un partido en el que los de la Castellana habían hecho aguas en todas las partes del campo. Por partes, como diría el bueno de Jack.

EL primer tiempo del Real Madrid sí que dio la impresión que estaba centrado. Juego serio, sin florituras, pero serio. A estas alturas de la temporada, a los blancos les puede valer más eso que marcar nueve goles en el Bernabéu y luego salir con lo puesto fuera del hogar y mostrar esa barriga cervecera que se oculta con el pijama ancho de estar por casa. Cuando el Madrid entra en un terreno de juego que no sea el templo de la Castellana, tiembla y está completamente desubicado, sin ideas.

Sergio Ramos marcaba el primero en un córner puesto a las mil maravillas por Isco. Cristiano Ronaldo tuvo un par de buenas llegadas pero no terminó de concretar. Las Palmas, que ha demostrado más argumentos que casta y coraje contra los tres primeros clasificados en el Insular, parecía estar más pendiente del buen tiempo que empieza a llegar por las islas que del partido. Y con 0-1 y con el descanso, los tres puntos parecían más que seguros.

© Proporcionado por Bolsamanía

CASEMIRO EVITA EL RIDÍCULO

Al Real Madrid le sentó igual de bien el descanso que el que mezcla café con sal. Los canarios salieron como si se jugasen la salvación en ese choque, mientras los pupilos de Zidane las venían venir como si supieran el guión del partido. Keylor Navas, salvó a la defensa del Real Madrid en varias ocasiones y Willian José pudo hacer el empate mucho antes de lo que le costó marcarlo.

Y el lobo, que tanto llamaba a la puerta, al final entró como Pedro por su casa.Un error de bulto de Sergio Ramos por no tirar el bien el fuera de juego, o por no salir bien, o por ambas, permitió a Willian José batir picando el esférico al bueno de Keylor. La segunda parte de Ramos no acabó ahí y ya con el 1-2, hizo una fea entrada que le llevó antes de tiempo. Alguien debería decirle al de Camas que tiene las mejores cualidades para ser el mejor central del mundo, pero mientras siga pensando en eso mismo, nunca lo será.

El caso es que con el empate, los grupos de Whatsapp echaban humo. Los madridistas escribiendo eso de "nos lo tenemos merecido", los del Barcelona aquello de "Campeones" y los del Atlético pensando chistes para reforzar la teoría que mandan en la capital. Pero no contaban con Casemiro. El mediocentro del Real Madrid se ha convertido en la mejor esperanza para el Real Madrid. Benítez sabía que tenía un diamante, a Zidane le ha costado pero está entrando en razón. Corta, pasa, llega y corre. Simplemente lo que tienen los mejores en su posición. Y ante las Palmas, en el descuento, ha marcado de córner el gol de la victoria.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon