Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El secuestro de María Villar fue planeado por un preso

Bolsamanía Bolsamanía 05/10/2016 Bolsamanía

El secuestro y asesinato de la española María Villar Galaz, sobrina del presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Angel María Villar, fue planeado por un recluso. En concreto, por un preso del Reclusorio Oriente de la Ciudad de México, según ha anunciado la Procuraduría General de la República mexicana.

© Proporcionado por Bolsamanía

El supuesto cerebro del crimen, que sería el líder de la banda de secuestradores, habló desde el interior de la cárcel con el esposo de la víctima para negociar su rescate, según ha informado la cadena Televisa y recogen diversas agencias. Además, las investigaciones apuntan a que el pasado 13 de septiembre, cuando sucedieron los hechos, tres integrantes del grupo criminal se reunieron en la estación del Metro Auditorio para organizar un secuestro exprés en la zona de Santa Fe, donde se encontraba la víctima con un amigo, tomando un café en un centro comercial.

Recordamos que De acuerdo con la Procuraduría, Villar se subió a un taxi a las 21.00 horas aproximadamente (hora local) y llamó por teléfono a su amigo para informarle de que ya se encontraba de camino a su casa, en Polanco. Poco después, el taxista paró y el único detenido hasta el momento, Oscar Saúl Roldán Rodríguez, subió al vehículo.

¿CÓMO FUE EL SECUESTRO?

María Villar habría tratado de defenderse, pero fue inmovilizada con descargas eléctricas. Además, la investigación revela que el detenido habría realizado varias retiradas de dinero en cajeros automáticos, tal y como se pudo comprobar en las imágenes de las cámaras de seguridad de los bancos.

Al día siguiente, el 14 de septiembre, desde el Reclusorio Oriente se realizaron las llamadas para negociar el pago del rescate; 65.000 pesos (3.369 dólares) que se entregarían en la colonia Santa Cruz Meyehualco. Villar Galaz, de 39 años, fue secuestrada el 13 de septiembre en Ciudad de México y su cuerpo fue encontrado dos días después en un riachuelo de Santiago Tianguistenco, en Toluca, en el estado de México, por las autoridades locales. No fue identificada por su familia hasta varios días después.

La familia de la joven aseguró que pagó todo el rescate que negociaron con sus captores, y no solamente una parte. "Pagamos el rescate que se nos pidió, les dimos lo que se negoció, ni más ni menos", explicó días después de conocerse la noticia una de sus hermanas en declaraciones a 'El Correo'.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon