Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Supremo confirma una condena de 4 años para la ex alcaldesa socialista de Jerez, Pilar Sánchez

Bolsamanía Bolsamanía 21/12/2015 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

El Tribunal Supremo ha confirmado este lunes la sentencia emitida por la Audiencia Provincial de Cádiz contra la exalcaldesa socialista de Jerez de la Frontera, Pilar Sánchez Muñoz. Este tribunal dictó una sentencia que condenaba a la exregidora a cuatro años y medio de cárcel y ocho años de inhabilitación por los delitos de falsedad documental, prevaricación y malversación de caudales públicos.La Audiencia de Cádiz también condenó a dos años, seis meses y quince días a la concejal María del Carmen Martínez Martínez por los mismos delitosLa condena ratificada por el Supremo guarda relación con la concesión de una subvención del 40% a la empresa Tecnología e Innovación Sanitaria (TISA) para la adquisición de suelo en el Parque Tecnológico Agroindustrial de Jerez, según informa El Mundo. Un procedimiento en el que la Audiencia de Cádiz también condenó a dos años, seis meses y quince días a la concejal María del Carmen Martínez Martínez por los mismos delitos, y también a un año y nueve meses de prisión a un capataz municipal por falsedad en documento oficial. Las dos condenadas interpusieron sendos recursos de casación ante el Supremo, cuya Sala Segunda los ha rechazado confirmando así la sentencia del tribunal de Cádiz, que además había ordenado que pagasen de forma solidaria 122.360 euros al Ayuntamiento de Jerez.La sentencia indica que la actuación de la alcaldesa no se limitó a dictar una resolución manifiestamente arbitraria, lo que constituye prevaricación, permitiendo con ello que un tercero sustrajese caudales públicos que tenía a su cargo por razón de sus funciones (malversación), sino que utilizó como instrumento la falsificación de un documento oficial.Asimismo, estima que la decisión de la alcaldesa de adjudicar la ayuda máxima a la empresa TISA constituyó una resolución adoptada con el único sustento de "su exclusiva voluntad", convertida irrazonablemente en aparente fuente de normatividad, y situada extramuros de toda justificación que pudiera tener el más mínimo apoyo racional, recoge el diario de Unidad EditorialPor último, los magistrados afirman que no existe ninguna hipótesis razonable de que la operación, que exigía necesariamente la manipulación del informe, se pudiese realizar sin el impulso y aquiescencia de la alcaldesa.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon