Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El tren de vida de Mario Conde: un yate y varias propiedades que escondía a la justicia

Bolsamanía Bolsamanía 09/06/2016 Bolsamanía
© Proporcionado por Bolsamanía

Un "alto nivel de vida". Eso asegura el sumario sobre el segundo encarcelamiento del expresidente de Banesto, Mario Conde. Un yate, varias propiedades millonarias, coches de lujo... La justicia española le impuso 20 años de cárcel, de los que cumplió 11, tras el saqueo del banco Banesto en los años ochenta y noventa. Ahora, de nuevo en la cárcel, se le investiga por blanqueo de capitales tras repatriar 13 millones de euros desde Suiza.

El sumario, al que ha tenido acceso El País, investiga la comisión de presuntos delitos de blanqueo de capitales, organización criminal, frustración de la ejecución de sentencias dictadas contra Conde como la del 'caso Banesto' y otras, y ocho delitos contra la Hacienda Pública. A Conde se le atribuye entre otras cosas el no hacer constar de la salida al extranjero de 300 millones de pesetas desde la caja del banco.

Conde regresó el pasado 13 de abril a la cárcel, casi ocho años después de salir de Alcalá-Meco por el saqueo de Banesto, del que habría repatriado al menos 13 millones de euros, según informaron fuentes jurídicas. El expresidente de la entidad bancaria ingresó en la prisión madrileña de Soto del Real en el marco de la causa en la que se le investiga por crear un entramado empresarial en España y el extranjero para traer de vuelta a España fondos procedentes del 'caso' Banesto.

El antiguo presidente de Banesto habría blanqueado, entre 1999 y 2014, un total de 13 millones de euros (2,2 a través de ingresos en efectivo y 10,7 de transferencias en cuentas en el extranjero) cuando todavía tenía que abonar 14,1 millones de la responsabilidad civil por la que fue condenado en el 'caso Banesto'.

La Fiscalía Anticorrupción ya se opuso el pasado mes de mayo al recurso presentado por la defensa de Mario Conde contra su ingreso en prisión incondicional. En una vista a puerta cerrada ante la Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, la fiscal Elena Lorente defendió que debe continuar en la cárcel porque existe riesgo de fuga y de destrucción de pruebas, han informado fuentes jurídicas.

¿QUÉ BIENES HABRÍA TENIDO OCULTOS?

La lista de propiedades de Conde es propia de alguien con un alto tren de vida: un yate tasado en 30.000 euros, tres casas de lujo en Madrid y una masía en Pollensa (Mallorca) que será sacada a subasta por la Audiencia Nacional, fincas agrícolas de gran extensión en Castilla-La Mancha y Andalucía, mínimo tres coches de lujo y una empresa dietética

El exbanquero tendría además unos 5,4 millones de euros invertidos en acciones del Grupo Intereconomía, repatriados precisamente a España desde las Islas Vírgenes, un paraíso fiscal. También poseería 9,5 millones invertidos en una SICAV, así como un cobro de 600.000 euros de derechos de autor por un libro y más de 3.000 euros por participar en "El gato al agua" de Intereconomía, grupo del que tenía acciones. También llama la atención a los jueces que pudiera contratar empleados domésticos y chófer, para él y sus hijos, Mario Conde Arroyo y Alejandra, en la cual delegó la administración de sus ocho empresas en el extranjero y cuatro en España.

¿POR QUÉ PUDO OCULTAR ESTOS BIENES?

El Tribunal Supremo condenó a Conde en 2002 a 20 años de prisión por delitos de apropiación indebida, falsedad y estafa y le impuso la obligación de compensar económicamente al banco que dirigía y a los accionistas perjudicados por su gestión. La indemnización no ha sido aún abonada por lo que, en los últimos años, han sido varias las propiedades de Conde sacadas a subasta.

En su momento Mario Conde pudo reducir a once los 20 años de cárcel que le impuso el Tribunal Supremo. En dicha sentencia se ordenaba el decomiso de sus bienes, pero los jueces olvidaron mandar el embargo preventivo de posesiones, por lo que el exbanquero aprovechó este resquicio para seguir con ellas e hipotecar rápidamente algunas para dificultar su embargo y posterior subasta.

Entre los bienes ordenados a embargo y subasta por la Audiencia Nacional se encuentra su finca 'Can Poleta' del exbanquero, situada en la localidad mallorquina de Pollença.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon