Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El TTIP entre EEUU y la UE en peligro por el rechazo social

Bolsamanía Bolsamanía 08/05/2016 Bolsamanía

El creciente rechazo social y el calendario ponen en juego la recta final de las conversaciones para cerrar el acuerdo de Asociación Transaltlántica de Comercio e Inversión (TTIP) entre Estados Unidos y la Unión Europea.

Tal y como informa El País, aunque se aprobara el acuerdo, el TTIP debe ser ratificado por cada uno de los 28 Parlamentos nacionales, el Parlamento Europeo y el Congreso de EEUU, una tarea que a día de hoy parece casi imposible.

© Proporcionado por Bolsamanía

Este acuerdo comercial serviría “para diseñar la política comercial del siglo XXI”,según sus partidarios. Las negociaciones para llevarlo a cabo abordan en los próximos meses los capítulos más complicados. Las diferencias en materia de protección de inversiones y las trabas a las empresas europeas para acceder a licitaciones públicas en EEUU parecen irresolubles. Asimismo, está la dificultad política.

En Holanda, los opositores al TTIP recogen firmas para someter el acuerdo a referéndum, en Austria, por ejemplo, los dos candidatos a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales han expresado su rechazo al TTIP y amagan con convocar una consulta. "En Alemania, solo uno de cada tres votantes de la CDU apoya el acuerdo comercial”, recuerda Frantescu. “Y sin embargo, el 100% de sus eurodiputados respalda el tratado.

Mientras el apoyo inicial de Hollande y Francia se ha ido diluyendo bajo el rechazo de destacados diputados socialistas y el desplome en su popularidad. “En el estado que conocemos de las negociaciones comerciales internacionales, Francia dice no”, aseguró Hollande a principios de este mes.

Mientras, el rechazo al TTIP va ganando adeptos en la calle y no solo entre los grupos antisistema. Parte de este rechazo, es la negativa de los negociadores a admitir quiénes serán los perjudicados por el acuerdo comercial. “Para recuperar la confianza de la opinión pública, las autoridades necesitan trasladar expectativas realistas sobre los beneficios del TTIP”, defendía Rem Korteweg, socio del Centro para la Reforma Europea, en un debate sobre el TTIP organizado por el Real Instituto Elcano en Madrid.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon