Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El uso del velo podría ser prohibido en las empresas europeas

Bolsamanía Bolsamanía 31/05/2016 Bolsamanía
© Proporcionado por Bolsamanía

La abogada general de la UE, Julianne Kokott, ha defendido este martes que las empresas en Europa pueden prohibir a sus empleadas que lleven el velo islámico, ya que ese símbolo vulneraría la neutralidad religiosa en las compañías. La abogada por tanto avala el despido de Samira Achbita, una musulmana que perdió su trabajo en Bélgica después de decir en su empresa que tenía intención su intención de llevar el pañuelo durante una jornada laboral.

Kokott opina que no hubo una discriminación directa hacia la empleada porque su empresa prohíbe que se exhiba cualquier símbolo político, filosófico o religioso en el puesto de trabajo. La prohibición en este caso “puede estar justificada”, según un comunicado emitido por el Tribunal de Justicia de la UE recogido por El País.

En un principio, la conclusión de Kokott solo representaría su propia posición, aunque usualmente el Tribunal Europeo de Justicia suele respaldar sus opiniones en un 80% de los casos. En cuanto a este tipo de cuestiones, es la primera vez que la justicia europea toma posición en un litigio respecto al uso del velo musulmán. Kokott no obstante cree que el tribunal comunitario debe dar un margen a los jueces de cada país atendiendo a la proporcionalidad de los casos.

Según fuentes del tribunal en unas pocas semanas se dará un segundo caso sobre una mujer francesa. En dicho caso la abogada general también llegará a otras conclusiones, que seguramente sean parecidas a las de este caso. Si la sentencia definitiva confirma a esta primera se creará una jurisprudencia a nivel comunitario que permitirá prohibir el velo en el lugar de trabajo de las empresas de Europa, donde el 6% de la población es musulmana.

EL CASO DE SAMIRA ACHBITA

Samira Achbita, el caso que ha llevado a Europa a pronunciarse sobre el velo, informó a la dirección de la empresa de seguridad G4S que deseaba llevar el velo islámico. La mujer fue despedida y ésta presentó una demanda de indemnización ante la justicia de Bélgica. Su denuncia fue rechazada en las dos primeras instancias, pero se revisó el caso y se mandó más tarde al Tribunal Europeo de Justicia para que tomase una posición.

A pesar de no reconocérsele una discriminación directa, Kokott ha admitido que pudo haber una "discriminación indirecta" por esa regla de neutralidad religiosa en la empresa. No obstante, la abogada asegura que "al empleado se le puede exigir cierta reserva en el puesto de trabajo respeto al ejercicio de su religión, ya sea en relación con sus prácticas religiosas, sus comportamientos motivados por la religión o, como aquí sucede, por su forma de vestir”.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon