Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

En nota electoral | Ciudadanos y la violencia de género

Bolsamanía Bolsamanía 11/12/2015 redaccion@webfg.com
© Proporcionado por Bolsamanía

Ciudadanos se ha metido absurdamente en un pantano en uno de los asuntos que más consenso suscitan en España: la lucha contra la violencia de género.Rivera comparte la detestación y la condena hacia estos crímenes intolerables, y no será difícil incluirle en el gran consenso que debe mantenerse para conseguir minimizar lo antes posible esta lacra que no cesaSu programa electoral incorpora la medida de reformar la ley integral contra la violencia de género para acabar "con la asimetría penal por cuestión de sexo". Como es conocido, las penas por delitos de lesiones son de tres meses de cárcel ordinariamente y del doble si la víctima es una mujer y ha sido agredida por su pareja masculina. Tal asimetría ha sido ya convalidada en 2008 por el Tribunal Constitucional, que acepta la evidencia de que el género es determinante en esta clase de delitos, que todavía cuestan en España muchas vidas infortunadamente.Como es conocido, este asunto saltó la campaña electoral durante el debate del pasado miércoles en TVE, cuando Marta Rivera de la Cruz, candidata de Ciudadanos, defendió la posición de su partido. Y Albert Rivera salió poco después a explicarla: Ciudadanos está efectivamente en contra de tal asimetría porque piensa que en el seno de la familia hay otras formas de violencia, pero no quiere igualar por abajo sino por arriba. Es decir, siguiendo con el ejemplo, pretende que todos los delitos de lesiones sean castigados con seis meses de prisión, tanto si el varón agrede a la mujer como si es al contrario, como si se trata de violencia entre padres e hijos, etc.Es difícil compartir su posición, ya que de lo que se trata es de hacer valer, y de incrementar todo lo posible, el reproche social que suscita la violencia ejercida por el varón sobre la mujer en la relación binaria de la pareja convencional. Si el Derecho Penal ha de tener una función pedagógica y disuasoria, este es el caso más evidente. Sin embargo, no es razonable que los restantes partidos se abalancen sobre Albert Rivera como si el líder de Ciudadanos fuera un energúmeno desaprensivo, partidario de los mayores atavismos machistas. Con toda evidencia, Rivera comparte la detestación y la condena hacia estos crímenes intolerables, y no será difícil incluirle en el gran consenso que debe mantenerse para conseguir minimizar lo antes posible esta lacra que no cesa, contra la que hay que empeñar todas las energías.Antonio PapellLea tambiénAlbert Rivera pretende suprimir el agravante penal por violencia de género En Nota Electoral | La 'operación Menina' o algo parecido

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon